Pasar al contenido principal
Imagen

Senegal tumba a Polonia y pone al revés el grupo H

Cuerpo

Senegal tumbó ayer 2-1 a la Polonia de Robert Lewandowski en el Spartak Stadium y puso patas arriba el Grupo H del Mundial del fútbol de Rusia.

El conjunto africano ganó con goles de Thiago Cionek en propia meta (37') y Mbaye Niang (60') para colocarse líder de su zona junto a Japón, que un rato antes había derrotado a Colombia con idéntico marcador.

Grzegorz Krychowiak descontó en el 86' para Polonia con un cabezazo, pero no pudo evitar que su selección y Colombia, las favoritas del Grupo H, quedaran al fondo de la clasificación tras la primera jornada. En la segunda, el domingo, se medirán entre sí en Kazán en un partido  de vida o muerte.

Con el triunfo, Senegal dio un paso de gigante hacia los octavos de final en Rusia, adonde llegó con la esperanza de poder igualar los cuartos de aquel inolvidable Mundial 2002. Aliou Cissé, entonces el capitán, es hoy el entrenador de una selección seria, organizada y veloz.

Sin muchas emociones,  algo extraño tenía que ocurrir para que llegara un gol. Y fue exactamente lo que pasó en el minuto 37. Niang, 1,96 metros de altura, controló perfectamente un balón con el pecho, se la cedió a Mané, éste se la cedió a Idrissa Gana Gueye, que, desde la frontal, tiró sin mucha fe. Pero tuvo la fortuna de que el balón tocó en Cionek para acabar después en el fondo de las redes.

En el minuto 60, Krychowiak cedió un balón atrás que quedó en terreno de nadie. No llegaron ni el central ni el portero, sino un avispado Niang que tocó con lo justo para deshacerse del arquero y quedarse él solo delante de la portería vacía. Como no podía ser de otra manera, fue el 2-0.

Cuando el partido parecía morir con el 2-0, Krychowiak se resarció con el descuento de cabeza (2-1).

 

OPINIONES

"Hemos jugado muy mal, fue una de nuestras peores actuaciones desde hace mucho tiempo. No creamos ninguna ocasión. Senegal construyó un muro y no pudimos apenas atravesarlo”. Arkadiusz Milik. Delantero de Polonia

"Fue un partido complejo. Sabíamos que Polonia es peligrosa, es una de las mejores selecciones europeas. Polonia tiene muy buenos jugadores  y los incomodamos”. Aliou Cissé. DT de Senegal

En Portada