Pasar al contenido principal
DPA

Penal errado por Cueva, contracara del inolvidable gol de Cubillas

Saransk

Dpa

Así como los peruanos siguen disfrutando, cuatro décadas después del golazo que Teófilo Cubillas le convirtió a Escocia en el Mundial 1978, el famoso tiro libre de "los tres dedos", es posible que desde ayer  y durante muchos años, también pasen a lamentar el penal que Christian Cueva falló ante Dinamarca en el regreso de su país a las Copas del Mundo después de 36 años.

El partido estaba 0-0, iban 44 minutos del primer tiempo y de haber acertado Cueva el penal y de haber mantenido su equipo la ventaja, Perú se habría ubicado como líder del grupo C junto a Francia.

Pero la historia a veces sale disparada como salió el derechazo de Cueva: al lugar menos esperado, a las nubes de Saransk, la capital de la República de Mordovia, en medio de la estepa rusa.

"Hermano, que te puedo decir, la erré, simplemente es eso, no hay otra explicación", dijo Cueva, todavía desconsolado, en la zona mixta, cuando dejaba el Mordovia Arena después de la derrota 1-0 ante los daneses.

Una de las imágenes más impactantes del histórico regreso de Perú a los Mundiales fue cuando sus compañeros, los titulares y los suplentes, corrieron a consolarlo cuando terminó el primer tiempo.

También podría quedar en el recuerdo el "no gol" de Paolo Guerrero, un remate con el taco que habría empatado el partido y podría haber sido un gol tan inolvidable como el de Cubillas, pero hay pocas jugadas más crueles en el fútbol que un penal errado, y esta tarde le tocó al volante del Sao Paulo.

Un Mundial también es fantástico porque hay historias que pasan inadvertidas, y entre los más 15 mil hinchas peruanos que coparon las tribunas, estaban los padres del futbolista caído en desgracia, Luis Cueva y Maqui Bravo. "Fue una felicidad enorme toda la gente que había en las tribunas, ese marco fue increíble, pero estoy triste por la derrota, tenía a mis padres ahí", contó el extremo.

"Gareca me dijo que soy bueno, que siga adelante, que nos atrevemos los que estamos adentro. Hay que seguir con la misma humildad y sé que voy a tener revancha", agregó Cueva.

Justamente, el técnico argentino elogió al volante de Sao Paulo y confió en que se recuperará. "Jugó muy bien el segundo tiempo, pese a lo que había pasado", dijo Gareca.

"Vi que Messi erró un penal, son cosas del fútbol. A mí sólo me queda trabajar el doble, pero sé que siempre voy a dar todo por mi país", cerró el jugador que nunca olvidará su error de ayer.

 

SEPA MÁS

Sao Paulo brinda apoyo a Cueva

El club brasileño Sao Paulo puso ayer de ejemplo el error desde el punto de penalti que cometió el argentino Lionel Messi con su selección para animar a su jugador, el peruano Christian Cueva, que también falló una pena máxima en el Mundial de Rusia.

 

 "La Copa nos mostró más temprano que los grandes también fallan. ¡Sigue luchando Cueva!", publicó el equipo paulista en su cuenta oficial de Twitter, en referencia al penalti marrado por la estrella argentina en el primer partido de la fase de grupos para la Albiceleste frente a Islandia.

 

El penal errado por el delantero peruano privó a su selección de cambiar el destino o al menos evitar la derrota.

 

OPINIÓN

"El partido fue en líneas generales lo que pensábamos con una selección como Dinamarca, importante en línea de juego. Fuimos a buscarle, estuvo disputado. Perú hizo mérito de ponerse por delante".

Ricardo Gareca

DT de Perú

 

"El equipo estuvo un poco reticente al principio y con 10 minutos finales de la primera parte en los que jugamos un poco mejor, pero no nos beneficiamos de ello. Luego acertamos ante Perú, que jugó bien".

Age Hareide

DT de Dinamarca

 

8_dep2_yussuf_afp.jpg

Yussuf Yurary Poulsen
AFP

LA FIGURA

El centrocampista Yussuf Yurary Poulsen fue elegido el mejor jugador del partido entre Dinamarca y Perú, que terminó con la victoria del conjunto europeo gracias a un gol suyo.

 Poulsen, que juega en el RB Leipzig alemán, marcó el único gol del choque al aprovechar un pase de su compañero Christian Eriksen al inicio de la segunda parte.

 "He sido un poco el diablo y el ángel. He tenido esa sensación", dijo al referirse al penalti, casi al borde del descanso.

 "Cuando señaló penalti el VAR, me sentí mal. Menos mal que lo falló. Después, sin embargo, todo cambió, sobre todo con el gol que supuso el triunfo", apuntó.

 Poulsen reconoció que "Perú es un gran equipo".

En Portada