Pasar al contenido principal
Romané Paredes Jaldín

Instituto Laredo, referente patrimonial de la región andina

El Instituto de Educación Integral y Formación Artística “Eduardo Laredo” recibió una resolución del Parlamento Andino con la que se declara como referente del patrimonio cultural, inmaterial, artístico y educativo de la región Andina. Este reconocimiento posesiona a la institución como un referente regional abriéndole oportunidades de gestión y conexión con instituciones a nivel internacional. 

“Esta institución es formalmente ahora conocida a través del parlamento andino en todas las cancillerías y en todos los ministerios de educación de los estados integrantes del Parlamento Andino. También es conocido formalmente por la Unesco, que es la agencia multilateral para  la cultura y educación para las Naciones Unidas, eso es muy importante porque le presta a esta institución, la posibilidad de entablar diálogos para entrar a la cooperación multilateral y otra serie de diálogos que nos permiten establecer convenios con instituciones del mundo y sobre todo con instituciones de nuestra región latinoamericana”, expresó el director del instituto, Franklin Anaya. 

Por su parte, El presidente del organismo, Adolfo Mendoza, destacó que este pronunciamiento era un reconocimiento por la labor que han ejercido e invitó a la creación de una red de instituciones que trabajen por el fortalecimiento de la cultura y el patrimonio andino como capital simbólico de la región.

Anaya aseguró que es la primera institución en su tipo en recibir este tipo de reconocimiento en la región. Explicó que el modelo educativo que integra la formación en ciencias humanas y las artes nació de un movimiento ciudadano en la década de los 60 en Cochabamba. 

“La educación generalmente la vemos como una política que viene del Estado para la ciudadanía.

En este caso vemos al Instituto Eduardo Laredo porque por primera vez se puede resaltar el trabajo que ha emergido del movimiento ciudadano en 1960 con un programa pedagógico alternativo a las políticas del Estado, que se ha llamado integral y que se ha hecho 100 por ciento por cochabambinos para Bolivia y ahora para América Latina”, sostuvo Anaya.

El modelo de educación que caracteriza al Instituto Eduardo Laredo se basa en la combinación de las ciencias humanas, sociales y exactas con las artes, música, danza, teatro. 

“El instituto Eduardo Laredo es conocido como formador de artistas, lo es por  consecuencia y efecto. Sin embargo, lo primero que pensamos es en la formación y desarrollo del ser humano con todas sus capacidades a través de las razones, las emociones y compromisos formales”, describe la autoridad. 

Anaya asegura que este modelo de educación permitió pensar en una la formación integral del ser humano. Sin embargo, indicó que el proceso no fue fácil y que los docentes jugaron un papel crucial en el desarrollo.

“La labor docente que desempeñan los colegas en la mañana como el tarde es magnífico, es lo que hace posible que el instituto Eduardo Laredo pueda escalar tan alto en el podio, es un referente muy importante porque nos pone en el centro de atención latinoamericano en la propia Unesco”

Como muchas instituciones educativas, el Instituto Eduardo Laredo se apoyó en diferentes plataformas virtuales y digitales para garantizar la continuidad de su formación. 

Sin embargo, el día del reconocimiento del Parlamento Andino que se realizó en Bogotá, Colombia  demostraron que con el uso de las tecnologías pueden dar continuidad a su formación. 

“Pudimos llevar una excelente puesta en escena de nuestra orquesta sinfónica. Los docentes y estudiantes desde las casas mandar sus partes, se editó y presento El cóndor pasa de manera muy simbólica”, finalizó.

En Portada