Pasar al contenido principal
Redacción Digital

¿Qué es la educación basada en competencias? el modelo implementado por Unifranz

Las instituciones educativas superiores enfrentan hoy un importante desafío: reducir la gran brecha existente entre lo que realmente demandan las empresas o el contexto social y los profesionales que están formando como universidad.

Para responder a esta exigencia, las universidades han emprendido una serie de cambios, ajustes e innovaciones en el diseño curricular de sus programas y los perfiles de los graduados, rompiendo los paradigmas de los modelos educativos tradicionales. 

“Ha significado fundamentalmente transformar el rol del proceso educativo, ya no contamos con docentes que sólo se enfoquen o destinen su tiempo a transmitir sus conocimientos. En la universidad de los siglos XIX y XX, los docentes eran básicamente los dueños del conocimiento, de la verdad, y los estudiantes tenían la obligación de adquirir ese conocimiento y se tenía un libro de texto, que era como la Biblia, que permitía desarrollar esos conocimientos”, manifestó el vicerrector académico nacional de la Universidad Franz Tamayo (Unifranz), Gustavo Montaño.

Según la autoridad universitaria, en el caso de Unifranz este modelo de aprendizaje tradicional quedó en el pasado, pues la universidad ha adoptado la educación basada en competencias, un modelo centrado en el estudiante, que le incentiva a desarrollar sus talentos y construir sus propios conocimientos, brindándole para ello todas las facilidades académicas, tecnológicas y de infraestructura. 

Montaño agregó que con la incorporación de las tecnologías de la comunicación e información, Internet y las herramientas digitales en la enseñanza, el acercamiento del conocimiento a los estudiantes está a sólo un click. En este contexto, la Unifranz lo que hace es dotar a los estudiantes de estas herramientas para que el docente pueda conducir su proceso formativo de forma gradual.   

“El docente ya no es un transmisor de conocimientos, sino es un facilitador de éstos, ayuda al estudiante a construir sus propios conocimientos y una realidad ética y social que se ajuste más a las demandas de la sociedad. Es por eso que hoy en día, la Unifranz busca que los estudiantes desarrollen fundamentalmente dos tipos de aprendizaje, uno significativo y el otro, con sentido”, explicó Montaño.

Aprender y entrenar

El aprendizaje significativo implica adquirir nuevos saberes, con base en nuevos conceptos el estudiante debe asimilar los saberes que le son otorgados, pero tomando como punto de partida sus conocimientos previos, de manera que su estructura de competencias, pueda ser aplicada posteriormente en una situación real de trabajo.

Esto lleva a la segunda parte del aprendizaje, al aprendizaje con sentido; es decir, que todo lo que aprenda el estudiante le tiene que servir o aplicar una vez graduado, en su desempeño profesional y práctico.

“Es por eso que el aprender haciendo, ese aprendizaje activo, le permite al estudiante romper las brechas y acercarse más al paradigma de empleado activo útil, que sabe hacer las cosas que requieren las empresas del medio”, subrayó el vicerrector de Unifranz.

Para llegar a este resultado, en la conducción de las diferentes etapas para que adquiera los aprendizajes significativo y con sentido, la universidad le otorga al estudiante –en cada uno de los niveles: intermedio, superior y avanzado–, la posibilidad de realizar prácticas asociadas, o lo que llaman “proyectos integradores”, en las que el estudiante se pone ante situaciones simuladas de prácticas laborales reales.

En las diferentes facultades y carreras de Unifranz, los estudiantes desarrollan estos proyectos integradores que tienen el propósito de integrarlos con la realidad, que el aprendizaje significativo, los conocimientos que han adquirido, puedan aplicarlo en un contexto laboral real, en la implementación a través de propuestas o soluciones concretas que requieran las empresas.

En este proceso los estudiantes trabajan con simuladores, mentores y docentes tutores, estos últimos se encargan de que alcancen las competencias y los objetivos asociados al proyecto integrador de la asignatura. Los mentores en cambio, son líderes, referentes del medio, que dan charlas, monitorizan y asesoran a los docentes tutores para que estos puedan conducir  a los estudiantes en las diferentes etapas de la ruta formativa del proyecto integrador.

“El acceso a la práctica es una herramienta, un instrumento metodológico muy importante que forma parte del modelo pedagógico de Unifranz, en sus diferentes áreas y facultades. Para esto la universidad ha establecido asociaciones estratégicas con empresas que manejan tecnología, de manera que con el uso de estas herramientas y simuladores para acceder a la práctica, los estudiantes se aproximen a situaciones reales”, resaltó la autoridad universitaria.

Aprendizaje e interacción con la tecnología

A partir de la experiencia adquirida en el simulador, el estudiante tiene la posibilidad de tener un diagnóstico de cómo funcionan los procesos, cómo se jerarquizan las necesidades en las diferentes áreas del conocimiento, e ingresar a una segunda etapa del proyecto integrador, de interacción directa con el medio profesional.

Durante una semana, un semestre o de algunas actividades previamente concebidas en relación directa o intervención directa con alguna empresa, los estudiantes atienden demandas, situaciones problemáticas y requerimientos técnico procesuales o administrativos de esas organizaciones.

Estos requerimientos previamente validados en los simuladores y posteriormente compartidas y comparadas con los resultados de las prácticas, hacia adelante pueden ser la base de propuestas de desarrollo, pasan de una situación simulada a situaciones reales.

El estudiante, además de adquirir competencias asociadas a su perfil profesional, también genera una serie de competencias blandas que le identifican como un ser profesional ético, responsable, y le ayudarán a alcanzar los objetivos trazados por la organización y a sí mismo, a construir su proyecto ético de vida.

“Es decir, el estudiante puede interaccionar con diferentes grupos de trabajo, con diferentes colaboradores, mostrando que no sólo es especialista en una disciplina, sino que puede relacionarse con otros profesionales para generar proyectos en conjunto y equipos de trabajo competentes, multidisciplinarios, súper exigentes que le permitan lograr los planes de desarrollado definidos por las organizaciones”, enfatizó Montaño.

En Portada

  • Quemas ilegales, hechos fortuitos y descontrol causan los incendios
    Los incendios forestales en cinco municipios de la Chiquitanía, que bordean las 500 mil hectáreas de bosque, han sido provocados, en un 97 por ciento, por quemas ilegales. Pero dentro de las causas también figuran hechos fortuitos atribuibles a la sequía, así como la política gubernamental de...
  • La guerra comercial China-EEUU extiende factura a la soya y minerales bolivianos
    La guerra comercial China-Estados Unidos ya pasa factura a los productos bolivianos: cuatro minerales importantes para la economía nacional (estaño, zinc, plomo y antimonio) bajaron de precio, en algunos casos, hasta en 20 por ciento; entre los alimentos, la soya  se depreció en algo más de 17...
  • Gobierno y empresarios buscan producir etanol con 25% de mezcla
    Pese a los inconvenientes generados por limitaciones logísticas, el sector privado y el Gobierno nacional mantienen sus esperanzas en el proyecto etanol, pues aspiran a incrementar la producción del aditivo proveniente de la caña para elevar la mezcla de 12 a 25 por ciento en los próximos años...
  • Santa Cruz, Beni, Pando y Potosí no van al paro del 21F
    LOS TIEMPOS y AGENCIAS El Comité Cívico Pro Santa Cruz determinó suspender el paro en defensa de la democracia previsto para mañana miércoles, debido a los incendios que afectan gran parte de este departamento, con lo que suman cuatro regiones que no acatarán esta medida de presión, pues Beni,...
  • Fernández y Páez se suman a la lista de candidatos para dirigir a la Verde
    A medida que pasan los días, la lista de posibles candidatos para dirigir la selección nacional crece. Ayer, dos nuevos nombres se unieron a los que ya se filtraron últimamente: Luis Fernández y Richard Páez, según dio a conocer una fuente allegada  la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). No...