Pasar al contenido principal
Imagen

5 primeros auxilios que debes tener en cuenta

Cuerpo

Los accidentes ocurren incluso a los más precavidos. Pero sus consecuencias no tienen por qué ser siempre fatales, a menos que quienes están cerca de las víctimas ignoren cómo actuar par a ayudarlas. Saber qué hacer en estos casos puede ser vital.  

El socorrista y presidente de la Cruz Roja filial Cochabamba, Rubén Salazar, brinda a los lectores información sobre los primeros auxilios.

El experto indica que estos “son los primeros pasos que se deben a dar para poder atender de forma correcta a una persona que haya sufrido algún accidente, mientras se acude o espera ayuda profesional”.

Salazar indica que ante cualquier accidente se debe aplicar la técnica PAS.

P.  Proteger el lugar tanto para el afectado como para el que va a brindar ayuda. Se debe retirar el elemento que provocó el daño, cables eléctricos, agua caliente, entre otros.

A .  Alertar o avisar a los servicios de emergencia o personas capacitadas.

S. Socorrer, dentro este paso están la evaluación inicial, donde se debe usar un equipo de protección personal, como guantes, telas, etc.; primaria, hacer una revisión de pies a cabeza; secundaria, dar la ayuda necesaria, dependiendo el caso.

Botiquín:

Recordar que no es una farmacia móvil. Debe tener algunos medicamentos elementales como analgésicos, paracetamol para niños y adultos, antihistamínico; material de limpieza seco como algodón, gasas, compresas, vendas en rollo y triangulares; líquidos como alcohol yodado, yodopovidona, vaselina liquida, entre otros; herramientas como pinzas, tijeras punta redonda y lupa. Mantenerlo en un lugar fresco, fuera del alcance de los niños pero accesible para usarlo en una emergencia.

 

PRIMEROS AUXILIOS PARA:

Desmayos comunes

1: Verificar los signos vitales con la técnica VOS (Ver, Oír, Sentir) ya sea la  respiración y el pulso. También revisar que no existan heridas o golpes en otras partes del cuerpo.

2: Se deben elevar los pies del afectado a una altura de 40 centímetros y apoyarlos en una silla u otro elemento.

NOTA: No se debe dar alcohol ni agua. Verificar que el contexto sea el adecuado, si no hay aire, dar ventilación, si el afectado está expuesto al sol, brindar sombra.

Reanimación cardiopulmonar (RCP) - Paro cardíaco

1: Verificar la respiración con la técnica VOS (Ver, Oír y Sentir)

2: Revisar el pulso, poniendo los dedos sobre la arteria carótida que se ubica a los laterales del cuello.

3: Levantar la prenda del afectado, buscar la parte media del tórax sobre el hueso del esternón.

4: Colocar una de las palmas sobre el punto, encima la otra mano con los dedos entrelazados y realizar 30 compresiones con cinco centímetros de profundidad, al ritmo de la canción Bee Gees “Stayin’ Alive”.

5: Después de las compresiones, realizar dos ventilaciones, pueden ser boca/boca, boca/nariz. Al hacer el contacto poner una gasa.

Evitar la asfixia - Atragantamiento

1: Fijarse los signos del atragantamiento, el afectado se agarra el cuello y cambia de color.  

2: Ubicarse detrás de la persona y poner un pie entre las extremidades inferiores  del afectado.

3: Bordear a la persona y hacer un puño con el pulgar ligeramente hacia afuera, apoyar en la boca del estómago (entre la punta del esternón y el ombligo), poner la otra mano por encima y hacer movimientos bruscos en forma de “J”, hacia adentro y hacia arriba.

Heridas que sangran - Hemorragia

1: Con una gasa limpia, realizar presión directa sobre la herida e ir poniendo más gasas, no se debe quitar la primera.

2: Elevar la extremidad para alivianar el flujo sanguíneo.

3: Con una venda triangular, hacer un vendaje circular y atar el nudo sobre la herida para que haga presión directa.

4: Hacer presión en la herida y punto arterial, si es en al brazo, presionar la arteria braquial (parte interna del brazo); si es en la pierna, presionar en la ingle y la herida.

 

Fractura cerrada - Pierna rota

 

1: Inmovilizar dos articulaciones. Ejemplo, si la fractura se encuentra en la pierna, inmovilizar el tobillo y la rodilla.

2: Después de la inmovilización levantar el miembro en bloque, sujetando desde las articulaciones y acomodar los inmovilizadores, estos pueden ser tablas, cartones o algo sólido.

3: Asegurar el soporte al miembro dañado con gasas.

NOTA: Si existe una fractura al nivel del tobillo, no se debe sacar el zapato, pues este sirve como inmovilizador.

En Portada