Pasar al contenido principal
Redacción Central

Crece la demanda de pilotos y profesionales en aeronáutica

El pilotaje ha pasado de ser un pasatiempo o un hobby para convertirse en una profesión ante la demanda creciente en el mundo de pilotos con mayor experiencia y capacitación para alcanzar los requisitos de las diferentes aerolíneas. En este campo, Cochabamba es un importante centro de formación de estos profesionales, cubriendo la demanda existente no solo nacional sino también internacional, así como las expectativas de las personas que quieren ser pilotos.

El Instituto Nacional de Aviación Civil (INAC), dependiente de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) y Escuela de Aviación Delta Charlie, son dos de los centros especializados –uno estatal y el otro privado– en el área que vienen formando pilotos privados y comerciales, acorde a los requerimientos de la aeronáutica civil.

 

 Navegación aérea

El INAC, fundado en junio de 1976, en La Paz, y con subsede en Cochabamba, desde 2013, se dedica a la formación de profesionales para la administración de las operaciones aéreas en el país. Es el único instituto del país que imparte carreras en esta área a nivel técnico superior y medio, de controladores de tránsito aéreo, meteorología, despachadores de vuelos, tripulantes o asistentes de cabina, información aeronáutica, además de cursos de pilotaje civil privado y comercial.

“Somos un instituto de pilotaje tipo 3; es decir, que imparte clases teórico y prácticas para pilotos privados y comerciales, además, tenemos los mejores aviones de entrenamiento del país”, resaltó el jefe de Estudios del INAC, Orlando Cossio Villarroel.

Agregó que a partir del próximo año esperan ya funcionar como universidad y otorgar en dos o tres carreras, inicialmente el título en Licenciatura, trámite que está en proceso ante el Ministerio de Educación.

El instituto se encuentra en la Calle Ayopaya 1308, en el sector de la pista antigua del aeropuerto Jorge Wilstermann. Para acceder a los cursos los interesados deben cumplir ciertos requisitos entre ellos vencer el curso vestibular de una semana y aprobarlo con un puntaje superior a los 75.

 

Pilotos civiles

La Escuela de Aviación Delta Charlie brinda, por su parte, hace cuatro años específicamente, cursos de pilotaje para obtener licencias privadas y comerciales.

Ubicada en los predios del ex Lloyd Aérea Boliviano (LAB) en la avenida Killman 1691,  la escuela cuenta con avionetas  Cessna 171 multimotor y Piper Azteca para el entrenamiento.

Los cursos, para piloto privado, tienen duración de ocho meses a un año y deben cumplir 210 horas de avance teórico; seis de prácticas en un simulador y 40, de vuelo. Para piloto comercial, se debe cumplir con 230 horas teóricas, 60 de práctica en un simulador y 150 horas de vuelo. La licencia comercial –que es otorgada por la DGAC– le permite al piloto ofrecer sus servicios en aerolíneas bolivianas y extranjeras.

escuela-aviacion.jpg

Escuela De Aviación Delta Charlie
ARCHIVO

En Portada