Pasar al contenido principal
Josué Hinojosa

Minería procesa por nepotismo a Choque; él renuncia y alega inocencia

En medio de una serie de denuncias por supuestos actos de nepotismo, uso indebido de influencias y contratos lesivos al Estado, Gustavo Choque Velásquez ratificó ayer su renuncia al cargo de la Empresa Siderúrgica Mutún (ESM). Negó haber cometido actos irregulares, pero admitió que el Ministerio de Minería le inició un proceso por nepotismo.

La renuncia de Choque se da días después de que el Comité Cívico pro Santa Cruz presentara en su contra una denuncia penal por la contratación por invitación directa al bufete Aliance Abogados, del que forman parte el exministro de Justicia Héctor Arce y el exprocurador general del Estado Pablo Menacho, por un monto superior a los 2,5 millones de bolivianos.

Choque también fue denunciado por posesionar a su yerno, Luis Enrique Loredo, como jefe de comercialización de la ESM.

Ayer, en su aparición ante los medios, Choque dijo que las denuncias son injustificadas y dañinas, puesto que responden a intenciones políticas contrarias al Gobierno nacional. Aseguró que se trata de una “arremetida de falacias” y que no permitirá que esas mentiras manchen la gestión del presidente Luis Arce y la del ministro de Minería, Ramiro Villavicencio.

Sin embargo, al ser consultado sobre las denuncias de nepotismo, Choque dijo: “El Ministerio me ha hecho un proceso, que voy a responder ante esa instancia”.

La contratación del bufete Aliance Abogados, que tiene la finalidad de defender a la ESM de un arbitraje internacional con la empresa Jindal Steel Power por 86 millones de dólares en Estados Unidos, no fue comunicada ni tampoco aprobada por el directorio de la ESM, así lo informó Roberto Trigo, director de la empresa estatal por el municipio de Puerto Suárez.

 

Proyecto Mutún, sin avance significativo

El analista en minería José Padilla afirmó que en una visita realizada hace tres semanas al proyecto Mutún constató que no hay avance de obras, pese a que el Estado pagó Sinosteel, la empresa encargada de la obra, al menos 124 millones de dólares.

Padilla, citando a un informe de la empresa china Chongqing CISDI, encargada de la supervisión, indicó que el avance del proyecto siderúrgico es de solamente un 3 por ciento.

Sin embargo, a mediados de mayo, el expresidente de la ESM Gustavo Choque afirmó que el avance es del 5,5 por ciento y que se prevé culminar el proyecto a finales de 2023, cuando la factoría produzca al menos 200 mil toneladas por año de acero corrugado.

En Portada