Pasar al contenido principal
Fernando Avendaño

La construcción cae un 19% hasta abril por la pandemia

La caída de la construcción en el país hasta abril de este año llegó al 19,16 por ciento y, después de la minería, es el segundo rubro más afectado en Bolivia por los efectos de la pandemia del coronavirus, según análisis de la Cámara de la Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz), con base en datos del Índice Global de la Actividad Económica (IGAE) del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El estudio muestra también que en 2020 la compra del cemento en el país (un producto que se convierte en otro indicador del comportamiento de la construcción) cayó en 34 por ciento, mientras que los permisos de construcción se desplomaron en 67 por ciento.

“A esto se suman las deudas que las entidades públicas nacionales y subnacionales tienen con las empresas constructoras del país y que bordean los 2.500 millones de bolivianos”, añade el documento.

El análisis elaborado por el Centro de Estudios Económicos y Desarrollo (CEED) de Cadecocruz, explica que la actividad de la construcción en Bolivia ya mostraba señales de preocupación por la desaceleración que comenzó en 2016 y que cerró 2019 con un crecimiento despreciable de 1,91 por ciento, indicador inferior al PIB de la economía nacional, que fue de 2,22 por ciento.

La llegada del coronavirus y la cuarentena para contener la pandemia paralizaron casi totalmente la construcción, y recién con el establecimiento de la cuarentena dinámica comenzó un proceso de reactivación complejo y progresivo.

Los datos del IGAE acumulados hasta abril pasado muestran, además, que esa caída de 19 por ciento en el sector de la construcción ocurre cuando el descenso del índice global de toda la economía del paìs alcanza a 5,60 por ciento en comparación con el mismo período de 2019.

Ante la inminencia de la crisis causada por la pandemia, Cadecocruz planteó en abril pasado el “Plan de Emergencia de la Construcción” con una serie de medidas para reducir la caída, sostener a las empresas y emprender una reactivación.

Algunas de las recomendaciones fueron recogidas por el Gobierno y son parte del “Plan Nacional de Reactivación del Empleo” puesto en marcha mediante el Decreto Supremo N° 4272, explica el documento de Cadecocruz.

El análisis también devela que la situación repercutirá negativamente en la generación del empleo y que probablemente las cifras a fin de año muestren una grave crisis económica del sector.

 

Se desploma 34% la compra de cemento

El cemento, otro producto que devela el comportamiento de la construcción, experimentó un desplome del 34 por ciento si se compara el período comprendido entre enero y abril de este año, con relación al mismo período de 2019

Sólo en abril, el consumo de cemento en el país fue de 28.770 toneladas métricas, la cifra más baja en 15 años.

El consumo de cemento acumulado entre enero y abril de 2020 fue de 787.586 toneladas métricas, frente a 1.197.487 de 2019.

 

Se desploma 34% la compra de cemento

Otro indicador es la evolución de metros cuadrados de construcción autorizados por los gobiernos municipales del país.

Entre enero y marzo de 2020 (datos oficiales disponibles), los municipios autorizaron la construcción de 215.634 metros cuadrados, frente a los 655.030 autorizados durante el mismo periodo de 2019, es decir que la superficie autorizada para construir disminuyó en 67,08 por ciento.

 

 

 

En Portada