Pasar al contenido principal
Laura Manzaneda

Terminal retoma viajes con 2% de capacidad y pérdida de Bs 70 MM

Con tres buses que partieron a La Paz, cada uno con sólo 25 pasajeros, la Terminal de Buses de Cochabamba reanudó ayer actividades después de cuatro meses de paralización y una pérdida aproximada de 70 millones de bolivianos.

Las cifras no representan ni el 2 por ciento de las salidas habituales anteriores a la pandemia, época en que solían partir hasta 200 buses por día transportando hasta 10 mil pasajeros, según datos del administrador, Jaime Veizaga.

La instauración de las nuevas medidas de bioseguridad obligó a que los buses partieran con la mitad de los asientos ocupados (sólo 25), y tampoco se pudo habilitar todos los destinos, puesto que otras ciudades del país aún mantienen sus medidas de cuarentena contra la pandemia del coronavirus.

Veizaga considera que la poca cantidad de pasajeros se debe a que la población aún tiene miedo de viajar y sólo lo hace por casos muy urgentes. A eso se suma que las protestas de los boleteros, que se quedan sin empleo por las nuevas medidas de bioseguridad, perjudicaron las actividades.

El administrador esperaba que el retorno de las operaciones fuera con el 20 por ciento de su capacidad y que esa cifra se fuera elevando hasta llegar al 50 por ciento en diciembre, pero debido a la situación el panorama es incierto.

Veizaga indicó que esta gestión la administración de la Terminal dejará de percibir los 80 millones de bolivianos que recaudaba cada año, por lo que se deben hacer ajustes económicos para garantizar la continuidad de las operaciones.

Por otro lado, las 80 empresas de transporte interdepartamental han dejado de generar 60 millones de bolivianos. Con una demanda tan baja de viajes en territorio nacional, varios choferes, ayudantes, cargadores y otros dejarán de operar y sus empleos se perderán.

Protestas

El retorno de operaciones de la Terminal de Buses de Cochabamba se vio empañada por la protesta de los boleteros que piden la renuncia del director regional de la Autoridad de Telecomunicaciones y Transporte (ATT), Víctor Hugo Alemán, por supuestos malos tratos y abusos.

Los boleteros no detallan el tipo de abusos y Alemán tampoco atendió las llamadas de este medio.

El asesor de la ATT, Raúl Velásquez, indicó que esa instancia estatal aún no recibió ninguna denuncia escrita o verbal, y aseguró que, si eso se confirma, no se protegerá a ningún funcionario.

Veizaga, por otro lado, aseguró no haber cometido ningún abuso, y añadió que el reclamo de los boleteros era porque las normas de bioseguridad no permiten más de dos personas por empresa de transporte, por lo que los boleteros que ofrecían pasajes en la puerta ya no podrán cumplir esas funciones.

Por el contrario, acusó a los boleteros de ofrecer a los pasajeros viajes clandestinos. “Hoy por lo menos han salido tres flotas clandestinamente de la Ayacucho”, dijo.

 

En Portada