Pasar al contenido principal
Josué Hinojosa

Pequeños productores no acceden a créditos y piden compra de deudas

Pese a los graves efectos económicos provocados por la pandemia del coronavirus y a la caída de los precios de las materias primas, los pequeños agricultores del oriente boliviano reclaman por no haber accedido a ningún tipo de crédito lanzado durante la emergencia sanitaria, por lo que piden al Gobierno viabilizar la compra de deudas a plazos de que van desde los ocho hasta los  12 años.

El precio de 250 dólares por tonelada de soya producida durante la campaña de invierno 2020 acentúa las dificultades de este sector que, según Isidoro Barrientos, presidente de la Cámara Agropecuaria de Pequeños Productores (Cappo), registra pérdidas durante cuatro años consecutivos a raíz de los bajos rendimientos y afectaciones climáticas.

Barrientos indicó que este sector no ha sido alcanzado con ningún tipo de crédito del Gobierno que le permita encarar la siembra de invierno 2020. Sin embargo, las entidades financieras llaman constantemente a los productores cobrándoles sus deudas pese al último diferimiento de pagos hasta el mes de agosto.

“Los créditos no se ha visto. Quizás falta un poco que aterrice sector por sector, o tal vez ahora (están) para los grandes productores y medianos, pero al sector pequeño no se ha visto nada todavía”, dijo Barrientos.

Reprogramaciones

Ante esta situación, Barrientos indicó que pidió al Gobierno reprogramaciones o compra de deudas contraídas con entidades financieras y casas comerciales con un plazo de ocho a diez años.

Esto permitirá a los productores “dar un respiro” y cancelar sus deudas acumuladas, explicó el drigente agrario.

“Pedimos de ocho, diez o doce años (plazo), dependiendo de la cantidad del monto, eso nos daría la facilidad de sobresalir”, agregó.

Restricciones

Por su parte, Eliazer Arellano, presidente de la Filial Norte de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), coincidió en que los pequeños productos no están siendo beneficiados con créditos ni algún tipo de flexibilización, pese a la compleja situación económica.

 Añadió que, sin embargo, las entidades financieras exigen el pago de deudas pese al diferimiento normado

“Estamos queriendo terminar de sembrar y después nos vamos a movilizar para no pagar los créditos. Esperemos que se apruebe esa Ley que gestaron en la Asamblea (Legislativa) para pagar en diciembre, sería buenísimo para el sector productivo”, agregó Arellano.

Fondos

A fines de junio, el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras presentó el Plan Nacional de Respuesta y Rehabilitación para el Sector Agropecuario que reúne acciones para enfrentar los efectos adversos generados por el Covid-19.

La iniciativa sienta las bases para la reactivación económica de este sector.

 

En Portada