Pasar al contenido principal
Josué Hinojosa

Sequía e incendios preocupan a tres municipios de la Chiquitanía

Al margen de las dificultades económicas generadas por la pandemia del coronavirus, la región de la Chiquitanía empieza a registrar problemas de sequía e incendios forestales. La Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz) advierte una caótica situación en caso de agravarse la situación.

Moisés Salces, presidente de Amdecruz y alcalde de San Ignacio de Velasco, informó que los municipios de la Chiquitanía trabajan en la reactivación económica luego de haber destinado sus recursos económicos a la lucha contra la pandemia. Sin embargo, manifestó su preocupación por la falta de agua y el aumento de focos de calor.

“Ya San Ignacio está llevando agua en cisternas a sus comunidades y muchos otros municipios de la zona como San Miguel y San Rafael; tenemos que hacer fuerza común entre los tres niveles de gobierno para estar preparados contra los incendios y combatir la sequía”, dijo.

La autoridad agregó que sostendrá reuniones con la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT) y el Ministerio de Defensa para impulsar el plan de reactivación de la Chiquitanía tras los incendios forestales registrados entre agosto y noviembre de 2019, que calcinaron cerca de 4 millones de hectáreas de bosques y pasturas.

“Ya hay municipios como San Matías y San Ignacio que estamos con focos de incendio”, agregó Salces.

El pasado miércoles, el director de la ABT, Víctor Hugo Áñez, informó que el promedio de focos de calor en la última semana se incrementó en 36 por ciento en relación al promedio de 2019, por lo que pidió a la ciudadanía no realizar actividades de quema.

En Portada