Pasar al contenido principal
Josué Hinojosa

Despachantes de Aduanas cuestionan proyecto de “chutos”

Ante la propuesta de legalizar a través de una ley de excepción los vehículos de Bolivia, el presidente de la Cámara Nacional de Despachantes de Aduana (CNDA), Antonio Rocha, cuestionó en comunicado que en ésta y otras gestiones de Gobierno prime el interés de recaudar recursos a través de la amnistía y el perdón ilícito tributario y la evasión.

Mencionó que este tipo de medidas castigan doblemente a la actividad formal: primero con un rígido y excesivo control y fiscal y, segundo, haciéndola competir con actores que no tributan, pero se benefician con el perdón a su evasión.

Según Rocha, las importadoras formales internan cerca de 55 mil vehículos por año al país, pero, por la pandemia, tendrá una reducción de hasta el 50 por ciento de sus ventas.

“De aprobarse esta ley, sería el tiro de gracia a uno de los sectores más dinámicos de la economía que tributa cerca de 200 millones de dólares anuales sólo en impuestos a la importación y genera 12 mil empleos directos”, dijo.

Para el ejecutivo de la CNDA, con esta medida, el Gobierno se hace cómplice del contrabando.

 

Unos 45 mil autos ilegales en Bolivia

Según datos de Aduanas, en Bolivia existen actualmente unos 45 mil vehículos “chutos” (indocumentados por su dudosa procedencia).

Los motorizados se benefician con la subvención a los combustibles.

Los despachantes piden a municipios fortalecer el control de la internación al país de estos vehículos.

En Portada