Pasar al contenido principal
Josué Hinojosa

Zamora y ANH debieron autorizar cuestionada compra de combustibles

Los cuestionados procesos de contratación por emergencia de combustibles, por presuntos sobreprecios, tuvieron que ser autorizados por el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, por su calidad de presidente del Directorio de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

Dichos procedimientos, cuyo valor ronda los 164 millones de dólares, son objeto de investigación por las unidades de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos y de la estatal petrolera, misma que, ante las críticas, aclaró que ninguno de los mencionados contratos fue suscrito, por lo que no se pagó por el carburante.

Sin embargo, Cabildeo Digital informó que Zamora deslindó responsabilidades pese a que la Ley 970 establece que el Ministro de Hidrocarburos preside el Directorio de YPFB. Cabe mencionar que, el pasado 13 de enero, Zamora decidió dar cumplimiento a dicha ley y asumir la presidencia del directorio de la estatal petrolera.

Por su parte, el analista en hidrocarburos Hugo del Granado señaló que Zamora, en su condición de presidente del directorio de YPFB, necesariamente debió conocer las condiciones del procedimiento de contratación de combustibles, ya que, al tratarse de una suma millonaria, la compara debe ser aprobada por el directorio. Agregó que la ANH, como ente regulador, también debió tener conocimiento.

El artículo 9 de los estatutos de YPFB, detallados en el Decreto 28324, mencionan que el directorio tiene la atribución de “autorizar los procesos de contratación de bienes, obras, servicios generales y de consultoría por montos superiores a un millón de dólares americanos o su equivalente en bolivianos, en el marco de las disposiciones legales aplicables”.

Del Granado agregó que la ANH tiene la tuición de aprobar las importaciones o exportaciones que realiza YPFB y que para dar el visto bueno debe tener conocimiento del concurso de precios de debe realizarse previa contratación, incluso en contrataciones directas.

En medio de los cuestionamientos, el expresidente de la estatal petrolera Herland Soliz informó que los procedimientos de contratación de combustibles por emergencia (equivalentes a contratación directa) fueron realizados amparados en el Decreto 29506, que autoriza a YPFB la contratación directa de bienes y servicios.

Sin embargo, el mismo decreto establece que el procedimiento de contratación directa debe ser propuesto por el Presidente Ejecutivo de YPFB y aprobado por el directorio.

En este sentido, Del Granado opina que no se ha investigado si los procesos de contratación cumplieron con las condiciones de precio correspondiente al día que se firmó el contrato, puesto que se debe realizar un concurso de precios para optar por el más bajo.

 

HAY VENTA DIRECTA AL CONSUMIDOR

El ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, informó el pasado 5 de mayo que se abrieron tres procesos investigativos para indagar los contratos de seguros, combustibles y alimentos realizados en YPFB. Incluso, en el tema de seguros, se presentó una denuncia penal.

Catorce días después, el jefe de la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos, Iván Roncal, aseguró que existen indicios de responsabilidad penal y administrativa contra los funcionarios de YPFB en el proceso de contratación de un seguro por 49 millones de bolivianos. No obstante, las investigaciones en torno a la contratación de combustibles no arrojó resultados.

En Portada