Pasar al contenido principal
Redacción Central

Bolivia y Perú continuarán con intercambio comercial

Autoridades de Bolivia y Perú suscribieron ayer un acuerdo que puso fin a las diferencias bilaterales comerciales registradas en los últimos días, y garantiza la continuidad del comercio exterior entre ambos países. Pero la balanza comercial entre ambas naciones beneficia más al país vecino.

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Mauricio Ordóñez, informó ayer que el resultado del encuentro fue positivo y se superaron las diferencias comerciales, que fueron provocadas por falta de comunicación. “Queremos darle la tranquilidad a los productores bolivianos y peruanos: se ha firmado un acuerdo para dar continuidad a todo el comercio internacional entre ambos países”, dijo Ordóñez.

Sin embargo el país registró en los últimos seis años un déficit comercial acumulado de más de 1.000 millones de dólares con Perú. Le compramos más de lo que le vendemos, informó el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Ordóñez resaltó que Bolivia y Perú son países hermanos con mucha historia comercial, por lo que se debe mantener esa relación.

Esta semana, Perú anunció el cierre de sus fronteras a productos vegetales bolivianos, como la soya y sus derivados, en respuesta a la suspensión de los permisos de ingreso de hortalizas peruanas por parte del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag).

El Ministerio de Desarrollo Rural de Bolivia aclaró de manera reiterada que el Gobierno no impuso ninguna prohibición y que el pedido de restricción es de los productores bolivianos, ante la proliferación del contrabando de hortalizas peruanas.

 

PERÚ NOS VENDE 1.500 PRODUCTOS

El gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, explicó que si se ingresaba a un esquema de restricciones de comercio exterior entre Bolivia y Perú, este último sería el más afectado, porque el país le compra 2.000 productos, pero le vende sólo 150.

“En los últimos seis años, Perú nos exportó el doble de lo que nosotros les hemos vendido, y el déficit acumulado con este país es de más de 1.000 millones de dólares”, aseveró.

Pidió además una fuerte lucha conjunta contra el contrabando de alimentos, que es el aspecto que más afecta a la producción agrícola boliviana.

En Portada