Pasar al contenido principal
EFE y AFP

Terrorismo deja trece fallecidos

Mogadiscio

Al menos 13 personas fallecieron y 17 resultaron heridas en dos explosiones en Mogadiscio, la capital de Somalia, ayer, según informaron fuentes policiales. La cifra aún está por confirmarse.

Las explosiones tuvieron lugar la mañana de ayer con un intervalo de unos 20 minutos de diferencia, según informó el medio local Goobjoog News.

La primera explosión tuvo lugar cerca de un punto de control de seguridad próximo al recinto del Parlamento, después de que un vehículo lleno de explosivos detonara. En este lugar es que murieron las 13 personas y fueron heridas 17.

La segunda explosión, acompañada de disparos, se produjo minutos más tarde cerca de la rotonda KM4. Se trata de un punto de control y acceso al Aeropuerto Internacional de Mogadiscio, pero según indicaron fuentes oficiales no se registraron fallecidos.

Por el momento los atentados no han sido reivindicados, pero Somalia sufre frecuentemente atentados del grupo Al Shabab, organización terrorista que se afilió en 2012 a la red internacional de Al Qaeda. Este grupo terrorista se conoce por controlar parte del territorio en el centro y el sur del país y aspira a instaurar en Somalia un Estado islámico de corte wahabí.

El peor ataque de su historia lo sufrió en octubre de 2017. Ocurrió durante un atentado con camiones bomba que dejó 512 muertos en Mogadiscio.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin un gobierno efectivo y en manos de milicias radicales islámicas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.

“Todos los civiles pertenecen a una tribu y los asesinos dispararon contra ellos minutos después que hombres armados mataron a un policía”, señalaron fuentes.

 

ALERTA

Coches bomba es el modus operandi

La explosión de vehículos con grandes cantidades de explosivos es el modus operandi de este grupo. Es frecuente que este tipo de hechos ocurran cada cierto tiempo sin que logren esclarecerse, ni cesen.

 

El último atentado generó un estado de alerta entre los ciudadanos y también las organizaciones internacionales. Se presume que la mayoría de este grupo terrorista se encuentra inmersa en el área rural donde vive y entrena.

En Portada