Pasar al contenido principal
Redacción Central

Cientos comen en la Casa Grande, justifica Quintana

Más de 100 personas del equipo de seguridad, cinco ministerios y visitantes comen en la Casa Grande del Pueblo, según el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana. La autoridad dio esta explicación en respuesta al diputado opositor Amílcar Barral, quien cuestionó que en siete años se destinaran 2,6 millones de bolivianos a comprar carne.

“La ridiculez de la derecha es tan deleznable, (que) su programa de gobierno es pensar en el medio kilo de orégano que compra la administradora (…), el programa de la derecha es explorar en el presupuesto, que es transparente, de cuántos kilos de cebolla se consumen en la Casa Grande del Pueblo”, dijo luego de un acto por el Día del Niño.

Precisó que en la edificación gubernamental están 100 personas del equipo de seguridad, cinco ministerios y que se reciben visitas nacionales e internacionales. Además, lamentó que la oposición no tome en cuenta estos aspectos.

Quintanta, además, arremetió contra la oposición, a la cual llamó “deleznable” y cavernícola” por cuestionar el presupuesto para la cocina en la Casa Grande del Pueblo.

No obstante, miembros cercanos a la Casa Grande contaron que vieron llegar ollas desde los cuarteles para la seguridad. Además, muchos miembros de los ministerios optan por comer en los restaurantes próximos a sus oficinas.

Por este motivo, Barral indicó que solicitará una Petición de Informe Escrito (PIE) para que el Ejecutivo detalle las adjudicaciones. Además que durante siete años sólo hubo un proponente y adjudicatario de la carne.

El principal adjudicatario de los contratos es Juan Domingo Chuquimia, como reporta el mismo sistema de contrataciones. “Resulta curioso, por ejemplo, que en la mayoría de los procesos Chuquimia se presentara como único proponente”, observó el legislador.

 

DESGLOSE

Un solo proponente adjudicado 7 años

El diputado opositor Amilcar Barral, con base en información del Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes), informó que se adjudicaron 2,6 millones de bolivianos para la provisión de diferentes tipos de cortes de carne, para la cocina de Palacio de Gobierno, entre 2012-2018.

 

Según el Sicoes, en 2012 se pagaron 300 mil bolivianos. En la gestión 2013 fueron 196 mil bolivianos. En 2014, en una primera convocatoria, se adjudicó por más de 239 mil. En 2015 se adjudicó la carne por más de 289 mil bolivianos, el mismo precio que en 2016. En 2017, fue por 850 mil, y en 2018, se realizó por medio millón.

En Portada