Pasar al contenido principal
Redacción Central

Las naves de BoA que sufrieron percances volverán a servicio

Los tres aviones de Boliviana de Aviación (BoA) que el pasado mes de marzo sufrieron cuatro percances de forma seguida fueron puestos en proceso de mantenimiento y volverán a prestar servicios de vuelos comerciales en próximos días debido a que todavía tienen contrato pendiente, confirmó el gerente general de la línea aérea, Ronald Casso.

Tras los incidentes, estas naves fueron puestas en mantenimiento y, según una fuente extraoficial consultada en ese entonces por este medio, al menos una de éstas, un Boeing 737, se encontraba en tan mal estado que debía de ser desmantelada y dejar de prestar servicios. Sin embargo, Casso descartó esta posibilidad.

“Las aeronaves que han sufrido percances tienen contratos pendientes todavía, pero han recibido mantenimiento adecuado, han sido revisadas por la autoridad de Aeronáutica, todo el proceso normativamente, y eso hace que puedan volver al servicio con todas las garantías de seguridad”, dijo Casso.

Agregó que estas naves tienen contratos de alquiler de tres años, y que actualmente tienen cumplidos entre 18 meses y dos años. Una vez cumplido su tiempo de alquiler, estas naves 737-300, clásicos, serán renovadas por otras de 737-700 y 800, y otras de nueva generación.

Además, BoA tiene un programa de renovación de toda su flota en un plazo de 12 años, para el que se piensa invertir un aproximado de 12 millones de dólares.

A la fecha, se hacen las evaluaciones, y probablemente a fin de año pueda llegar al país la primera de las nuevas naves de largo alcance.

En cuanto a las naves de corto alcance, BoA ya tiene seis aviones de nueva generación en servicio, y espera contar con ocho más en los siguientes tres a cuatro años.

Casso especificó que todas estas naves llegarán en modalidad de alquiler, que es más convincente, de acuerdo a las demandas del mercado. “El mercado sube o baja, tenemos que devolver aviones, por eso es mejor la figura de alquiler.

 

4 INCIDENTES EN MENOS DE UN MES

La aerolínea estatal boliviana sufrió cuatro percances en menos de un mes y varias naves eran objeto de crítica por, presuntamente, hallarse al límite de la caducidad.

Uno de los problemas más graves fue la falla del tablero o panel de control del Boeing 737 con matrícula CP- 2923, el 24 de marzo en Santa Cruz.

En Portada