Pasar al contenido principal
Roger Medina Candia

Planta de urea Entre Ríos ocultó laboratorios de agua del río Muñecas desde 2017

Pese a las quejas por problemas de contaminación y efectos en la salud de los niños, el municipio de Entre Ríos ocultó los resultados de laboratorios realizados en el río Muñecas hace más de un año. Las muestras advirtieron presencia elevada de amonio y coliformes fecales, según documentación a la que accedió Los Tiempos.

El 11 de mayo de 2017, la Alcaldía de Entre Ríos solicitó un análisis de laboratorio de aguas, suelo y aire en el área de influencia del río Muñecas, que presentó hasta 11 puntos de amonio N, tras las denuncias realizadas por comunarios del sindicato 23 de Marzo, uno de los cinco sindicatos más afectados por las operaciones del complejo petroquímico.

De este modo, la empresa Quebracho S.R.L. elaboró el “Informe análisis fisicoquímico y bacteriológico de agua superficial”, tomando muestras de agua en dos puntos de influencia del afluente cuestionado, según el indica el documento.

La primera muestra de líquido se tomó en el Puente de la Muñeca, en las afueras de la planta de urea, y en los detalles arrojó 11 puntos de amonio N. La segunda muestra fue tomada en una propiedad privada e identificó 6,62 puntos del compuesto.

Pese a la existencia de la documentación, el presidente del Concejo Municipal de Entre Ríos, Pedro Franco, dijo que desconoce el estudio. Argumentó que la nueva gestión asumió la directiva el pasado jueves y que aguardarán el informe del Ejecutivo municipal para pronunciarse.

Ayer, una comisión de la Asamblea Legislativa Departamental y de la Gobernación se trasladó hasta la planta, donde fueron recibidos por un equipo técnico de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). Sin embargo el alcalde de Entre Ríos, Aurelio Rojas, no estuvo presente. En el recorrido, el personal de YPFB recogió muestras de agua dentro del complejo petroquímico y el puente de La Muñeca.

En medio del recorrido, la exsecretaria de la Federación Sindical Agropecuaria de Mujeres Mamoré Bulo Bulo, María Elena Tapia, interrumpió a la comitiva y denunció que los resultados del estudio que hizo Entre Ríos en el río Muñecas determinaron que la contaminación provocó la muerte de sus vacas. “Dijeron que estaba contaminada el agua y es por eso que ha afectado a los animales”, sostuvo.

Tras la intervención de la exdirigente, personal de YPFB solicitó que los periodistas que participaron de la inspección se apresuren. Paralelamente, más pobladores se acercaron al lugar, pero la prensa no pudo continuar con las entrevistas.

Contrariamente, el director de plantas de YPFB, Henry Lapaca, informó que los resultados de las pruebas de agua realizadas frente a la prensa arrojaron que los valores de amoniaco se identificaron por debajo 0,5 partes por millón. Precisó que la Ley 1333 de Medio Ambiente permite un nivel menor a cuatro partes por millón para evitar contaminación.

También cuestionó las afirmaciones de Tapia al asegurar que no se debe confundir amoniaco con amonio.

“Queda claramente establecido que, desde que YPFB se ha hecho cargo de la operación, no ha existido ningún incidente por contaminación de afluente al riachuelo Muñeca”, sostuvo.

Sin embargo, desconoció cuál fue el manejo medioambiental de Samsung antes del traspaso a la firma estatal efectuado el pasado 10 de enero.

Por otra parte, no pudo precisar el valor de amoniaco detectado en el agua entre el 7 y el 10 de mayo, fechas en las que se originaron las denuncias de los comunarios por la fuga en la planta.

El 9 de junio, Los Tiempos informó sobre la contaminación del afluente a causa de la fuga de amoniaco. El 14 del mismo mes, los comunarios denunciaron que vacas y peces murieron desde 2017.

 

960 millones de dólares es la inversión que se realizó en la planta, sin tomar en cuenta la que se hizo para construir la ferrovía que no se entregó.

 

"No ha habido denuncias de contaminación en 2017. Sabemos que YPFB ha brindado todos los informes para ver si hubo variación en los parámetros de amoniaco". Oscar Covarrubias. Director de Desarrollo Industrial de la Gobernación

 

PLANTA CUENTA CON DOS PILETAS DE AGUA

YPFB informó ayer que la planta de urea cuenta con dos piletas de acondicionamiento de agua fluvial y de enfriamiento. En la primera desemboca el sistema de drenaje de la planta, mediante el cual se reciben todas las aguas de lluvia que hubiesen tomado contacto con el exterior de los equipos del complejo petroquímico. Posteriormente, las aguas son transferidas a la pileta de acondicionamiento.

 

YPFB OPERA PLANTA DE UREA DESDE EL 10 DE ENERO

Ante las reiteradas denuncias de contaminación en el río Muñecas de cinco sindicatos, el director de plantas de YPFB, Henry Lapaca, informó ayer que la planta de amoniaco y urea de Bulo Bulo pasó a ser administrada por la empresa estatal desde el 10 de enero de 2018.

Sin embargo, afirmó desconocer si hubo contaminación durante la administración del complejo petroquímico a cargo de Samsung en las fases de pruebas.

Justificó su respuesta asegurando que existen dos gerencias, y él está a cargo de la parte operativa.

Del mismo modo, no respondió si la planta ya volvió a operar.

Durante un recorrido realizado ayer en la planta por aproximadamente cinco horas, no se identificó presencia de containers en la única puerta de acceso.

Por otro lado, Lapaca aseguró que se debe solicitar un conducto regular para saber si la planta volvió a operar.

“Todo tiene que ir por un conducto regular, yo no puedo sacar información porque a mí se me dé la gana, necesito autorización de mis jefes”, justificó Lapaca al ser cuestionado.

En Portada