Ed. Impresa Un alimento con propiedades antianémicas

Cómo preparar una deliciosa receta con hígado

Por Marcela Ossio Lazcano - La Prensa - 27/10/2011


ALIMENTO. El hígado tiene nutrientes importantes para un buen funcionamiento del organismo - Marcela  Ossio Lazcano La Prensa

ALIMENTO. El hígado tiene nutrientes importantes para un buen funcionamiento del organismo - Marcela Ossio Lazcano La Prensa

La víscera de res tiene casi tanta vitamina A como el aceite de hígado de bacalao y 7 veces más que la zanahoria.

El hígado de res tiene propiedades antianémicas y nutritivas. Es uno de los alimentos más completos, riquísimo en proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales, según venelogía.com.
Propiedades nutritivas. El hígado se considera, dentro de las menudencias, una de las más sabrosas y nutritivas que aporta con gran cantidad de vitamina A, complejo B, proteínas y hierro.
Este alimento es un gran proveedor de hierro para el organismo. El hierro es un nutriente esencial  cuya deficiencia afecta a gran parte de la humanidad, siendo una de las causas más comunes de la anemia a escala mundial, según solocarnes.com.
Un tercio de higado = hierro asegurado.
Un tercio de hígado cocido satisface sobradamente las necesidades cotidianas de vitaminas del Complejo B. En riqueza de vitamina C iguala a la toronja y supera a la lechuga, el tomate y el coliflor. El hierro que contiene es el que mejor se asimila y lo acumula en tal cantidad que opaca al huevo, los frijoles y las carnes rojas. Además, es el alimento más rico en vitamina B12, tiene 45 veces más que la carne de res, 100 más que la leche y 200 más que el pollo. Se le considera también una buena fuente de selenio, un mineral antioxidante muy valioso para protegernos contra el cáncer y los males cardiovasculares, informa venelogía.com.
Pero no todo es color de rosa. Lamentablemente, el hígado no sólo acumula nutrientes, sino también sustancias potencialmente perjudiciales, como el colesterol y las purinas. La fábrica de colesterol en los mamíferos se halla en el hígado, por ejemplo, el hígado de res contiene casi el doble de colesterol que el huevo. Este alimento contiene sustancias lipotrópicas como la colina, la lecitina y las vitaminas B6, C y E. Las purinas son desechos del organismo al asimilar alimentos ricos en ácidos nucleicos (hígado, riñones, sardinas, frijoles, levadura de cerveza), éstos se transforman en ácido úrico, el cual favorece ataques de gota o formación de cálculos renales en personas susceptibles, advierte venelogia.com.

45 veces más  vitamina B12 contiene el  hígado que la carne de res.

4 es el número de porciones que salen de la receta  propuesta: hígado a la naranja.

El hígado de res es el más empleado en la cocina, pero no el único.  El preferido a la hora de preparar la comida es el hígado vacuno y con preferencia el de ternera, por lo suave que resulta pese a tener menos sabor que el de un animal adulto. Éste se emplea en cazuelas y guisos. Le sigue el de cordero por ser tierno y de delicado sabor. Se puede preparar salteado, frito, asado a la plancha, a la parrilla, en cazuelas y guisos respetando los tiempos de cocción para no endurecer su carne.
El hígado de cerdo no se acostumbra a emplearlo asiduamente en la elaboración de comidas. Según solocarnes.com.

Hígado a la naranja

Se puede acompañar con puré o ensalada de papas, huevo y perejil o papas fritas o ensalada de vegetales frescos en juliana.

 Ingredientes:
1/2 kg de hígado de ternera  sin piel
1 vaso vino blanco (100cc.)
1/2 cebolla picada
1/2 taza de manteca o mantequilla vegetal
3 cucharadas de aceite de oliva pizca de sal
2 cucharadas de agua
2 dientes de ajos picados perejil a gusto
1 tomate pelado y picado taza de jugo de naranja
2 cucharaditas de almidón de maíz  romero y tomillo a gusto 50 gramos de tocino picado sal y pimienta a gusto
Preparación. Cortar el hígado en trozos y macerarlo una hora antes en vino blanco y escurrir. Poner una cacerola al fuego con manteca, aceite, cebolla, sal, agua, los ajos, la panceta, el hígado macerado, el romero y el tomillo. Cocinar y mezclar hasta que el hígado cambie de color. Agregar tomate, jugo de naranja y salpimentar. Colocar el almidón disuelto en un poco de agua fría e incorporarlo a la preparación. Mezclar por unos minutos e integrar el perejil. Servir caliente.

 

 

Lo más Hoy

No hemos encontrado noticias según este criterio.
No hemos encontrado noticias según este criterio.