Ed. Impresa Reinbert Evers es maestro de la Escuela Superior de Guitarra, de Alemania, hace 40 años. El músico, en su visita a La Paz, habló sobre el papel de los profesores que enseñan a tocar la guitarra.

“Un profesor tiene que ser abierto”

Por Marcela Ossio Lazcano - La Prensa - 8/10/2012


ARTISTA. Reinbert Evers interpreta una melodía, en su visita a La Paz. - Marcela  Ossio Lazcano La Prensa

ARTISTA. Reinbert Evers interpreta una melodía, en su visita a La Paz. - Marcela Ossio Lazcano La Prensa

¿Qué cualidades debe tener un profesor de guitarra?      
Un profesor tiene que ser abierto, muy bueno en su materia, debe ser un artista y representar a su arte. También  debe estar dispuesto a comprometerse y buscar la mayor calidad posible en lo que hace. Existe una cita interesante de un compositor alemán, quien escribió un ensayo importante sobre la armonía; en la primera página él dice: “Este libro lo he aprendido de mis estudiantes”.
La cualidad más importante que cualquier profesor debería tener, en cualquier nivel, es la disposición de aprender de sus estudiantes. La relación entre profesor y estudiante debe ser equitativa; el maestro no siempre sabrá todo. Cada profesor tiene un conocimiento y una formación, sea joven, de mediana edad o mayor; viene con su experiencia,  pero es importante que el que enseña sea abierto para escuchar los cuestionamientos de sus estudiantes, pues solamente así él también podrá aprender.

¿Desde qué edad aconseja que se empiece a tocar la guitarra?
Lo más pronto posible, pero también hay oportunidad para gente que empieza más tarde, como yo, pues en realidad soy autodidacta desde mis 10 años hasta los 22, cuando empecé a estudiar guitarra por primera vez en la Escuela Superior de Música. Antes, estudié contrabajo, pero quizás no fue el camino más ortodoxo de llegar a la guitarra. A los 10 tuve por primera vez la guitarra en mis manos, como un juguete, luego poco a poco fue más serio. Cuando uno es muy joven no puede tocar el instrumento por el tamaño del mismo.

¿Cómo despertó el interés por este instrumento?
De niño me gustó el instrumento y quise aprenderlo. Me fascinó que en relación a la guitarra existe mucho por  descubrir, justamente en los años sesenta había un movimiento muy diferente con la guitarra, y eso es algo que me interesó.

¿Cuál es la metodología de enseñanza que emplea?
No existe hasta hoy una metodología, una sola con la que uno pueda estudiar la guitarra clásica, soy 40 años profesor en la Escuela Superior de Guitarra, de Alemania, y, sin embargo, podría decir que no conozco al 100 por ciento todas las cosas que tienen que descubrirse en la guitarra, eso me fascina del instrumento. El enseñar ayuda a la experiencia y al conocimiento, además de la capacidad de comunicarse; no existe una metodología en específico con la que uno pueda estudiar; eso es muy complejo

¿Cuál es la impresión que se lleva de los estudiantes del taller que realizó en La Paz?
Están interesados y da mucho gusto trabajar con ellos, además de los que toman clases existen otros que simplemente escuchan, también. El primer día, cuando di una conferencia sobre la música de guitarra del siglo XX me impresionó la cantidad de gente interesada.
¿Qué diferencias existen en el arte  de tocar guitarra en los países que visitó?
En cada lugar, la guitarra se toca de diferente manera, pero las diferencias que existen no se pueden consolidar en las regiones o países, sino que este instrumento se interpreta bien o mal. Si se profundiza un poco la guitarra en Latinoamérica es un instrumento absolutamente integrado en la música folclórica el pueblo. En Bolivia,  Colombia o Uruguay siempre se observa en la calle a algunas personas con guitarra, pues  el acceso a este instrumento es diferente que en otras partes. Por ejemplo, en Asia del este no es así, allá es un instrumento absolutamente artístico como el piano, sin embargo los resultados que uno obtiene con la guitarra, en todas partes del mundo, serán o buenos o malos.

¿Qué recomendaría a los jóvenes que buscan ser guitarristas profesionales?
Simplemente trabajar responsablemente con uno mismo, porque se estudia la guitarra como cualquier otra profesión, y ahí uno nunca deja de estudiar o aprender, por suerte o gracias a Dios.

evers dictó un taller en el conservatorio y dio un concierto de música contemporánea. El maestro alemán compartió sus conocimientos con estudiantes de guitarra clásica del Conservatorio Plurinacional de Música, comprendidos entre los 16 y 26 años.
Ellos presentaron piezas que prepararon con anterioridad, y el profesor trabajó de manera individual con cada uno.

CONCIERTO. Evers, en el concierto brindó al público una selección de piezas contemporáneas de compositores con estilos distintos, entre ellos, el artista boliviano Cergio Prudencio.