Ed. Impresa Su muerte es aún un misterio

Se querellan contra el Ejército en caso Ceooly

Por Roberto Charca H. - La Prensa - 11/02/2013


DOLOR. Los restos de Ceooly Espinal durante el velorio en el Salón de Banderas del Estado Mayor de Miraflores. - Roberto  Charca H. La Prensa

DOLOR. Los restos de Ceooly Espinal durante el velorio en el Salón de Banderas del Estado Mayor de Miraflores. - Roberto Charca H. La Prensa

El informe médico señala que el oficial de caballería falleció por un derrame cerebral.

Los familiares del subteniente Ceooly Espinal Prieto presentarán querella por su “misteriosa” muerte en la Escuela de Cóndores de Bolivia de Sanandita, Tarija, afirmó Emilio Prieto, tío de la víctima.
Ceooly Espinal Prieto (23) falleció el pasado 2 de febrero cuando realizaba instrucción física de resistencia de ocho kilómetros en el centro de entrenamiento militar. El informe médico forense, elaborado por Wálter Flores, en Yacuiba, señala que el oficial murió por un derrame cerebral y que al examen externo no presenta signos de agresión. Estos datos no convencieron a los familiares, quienes acudieron al Defensor del Pueblo para solicitar una investigación. El tío de Ceooly reiteró que la muerte de éste “es un misterio” y que el informe forense entregado a los padres del joven no los convence.
Golpes y moretones. Los padres de Ceooly Espinal, Marcelina Prieto Condori y Constancio Espinal, denunciaron que su hijo fue víctima de un golpiza durante la instrucción. Emilio Prieto indicó que el cuerpo del joven presentaba una serie de moretones en el cuerpo y la pérdida de uno de los testículos, por ello, el hecho fue denunciado a la Fiscalía y al defensor del Pueblo, Rolando Villena.
Constancio Espinal, quien fue a recoger el cuerpo de su hijo desde el sur del país, dijo que “el informe médico forense de Yacuiba no me convence. No estuvimos presentes cuando le realizaron la autopsia legal”.
Para la enamorada del subteniente Ceooly Espinal, los documentos entregados por el Ejército no son claros, por ende, dijo ella, la familia decidió querellarse en contra de las autoridades militares de la Escuela de Cóndores de Bolivia.
Entretanto, Rolando Villena,  quien manifestó su indignación y alarma por la muerte del subteniente Ceooly Espinal, envió una comisión de abogados hasta Sanandita para recabar información sobre el caso. “Expresamos nuestra alarma e indignación por este trágico suceso, cuando nuevamente tenemos que lamentar la muerte de un joven militar boliviano durante su estadía en la Escuela de Cóndores”.
Villena afirmó que este caso “adquiere una dimensión mayor”, porque hace dos años, y durante el mismo periodo de entrenamiento, falleció el subteniente Gróver Poma, cuando pasaba la materia de combate cuerpo a cuerpo junto a otros oficiales, caso que aún no fue resuelto ni en la justicia ordinaria, ni en la justicia militar.
Además, el Defensor exigió una investigación “imparcial, minuciosa y transparente” sobre las circunstancias en las que se produjo este deceso, pues espera que no exista ningún tipo de “injerencias, presiones ni conclusiones ambiguas o contradictorias” en las pesquisas.
Contradicción. Los familiares afirmaron también que existe contradicción en el informe militar del caso, porque unos manifestaron que Ceooly Espinal falleció cerca del mediodía y otros a las 16.00; las causas de su muerte también son ilógicas, ya que ésta supuestamente se debió a la insolación, pero no explican por qué su cuerpo estaba lleno de moretes y había perdido uno de los testículos.

23 años de edad tenía el militar Ceooly Espinal. Sus padres exigen justicia para su hijo.

El fiscal del distrito de Tarija, Gilbert  Muñoz, indicó que, de acuerdo con el informe del médico forense, Espinal Prieto habría fallecido por un traumatismo encéfalo craneal (TEC), aunque también existen indicios de que el subteniente habría realizado prácticas de lucha física día antes de su muerte.
El informe del forense, elaborado por Wálter Flores, señala también que el cuerpo de Espinal, al examen  externo, no presenta signo alguno de agresión física. Se conoce también que uno de los amigos de la víctima denunció a sus familiares mediante mensajes por teléfono celular que sus camaradas le golpearon.

Algunos apuntes sobre los hechos en la escuela de cóndores de Bolivia

CASOS REGISTRADOS
En los últimos años se registraron dos muertes en la Escuela de Cóndores de Bolivia.
LESIONES
Según oficiales, muchos terminan con serias lesiones y hasta con problemas psicológicos.
SECRETO DE ESTADO
Los oficiales también afirman que los incidentes ocurridos son guardados como secreto de Estado.
CASO NO ESCLARECIDO
El 7 de febrero de 2011, el subteniente Gróver Beto Poma también murió en un entrenamiento.

 

 

Lo más Hoy

No hemos encontrado noticias según este criterio.
No hemos encontrado noticias según este criterio.