Ed. Impresa La fiscalía los investiga por dos delitos

Dos coroneles de la Policía, bajo arresto

Por Redaccion central - La Prensa - 10/04/2012


CADETES. Alumnos de la Academia de Policías, en formación. - Redaccion central La Prensa

CADETES. Alumnos de la Academia de Policías, en formación. - Redaccion central La Prensa

Se trata del Rector de la Unipol y el Director de la Anapol. Contestaron ayer un largo interrogatorio.

Dos oficiales de alta graduación de la Policía Nacional, los coroneles Jorge Piérola, rector de la Universidad Policial, y Marco Ortuño, director de la Academia Nacional de Policías, prestaban declaraciones ante el fiscal Aldo Ortiz, ayer, al cierre de esta edición, dentro de una investigación abierta por los presuntos delitos de uso indebido de influencias y cohecho activo.
El caso fue abierto la semana pasada a raíz de la denuncia presentada por un padre de familia cuyo hijo fue admitido en la Academia Policial y dado de baja por haber sido reprobado en la asignatura de Educación Física.
El ciudadano aseguró que se le pidió 5.000 dólares para que su hijo fuese readmitido.
Al revisar la nómina de cadetes, observó que seguían 54 provenientes de un programa especial que pasó por alto una serie de requisitos establecidos por ley.
El operativo. En declaraciones formuladas a la gubernamental ABI, la ministra de Transparencia, Nardi Suxo, confirmó ayer que “se procedió a la aprehensión de dos personas presuntamente involucradas en este caso del irregular ingreso de 54 postulantes a la Unipol”.
Trascendió anoche, aunque la versión no pudo ser confirmada, que al menos uno de los dos oficiales fue imputado y, consecuentemente, aprehendido. Hoy se conocerá oficialmente el caso.

54 cadetes de la Academia Nacional de Policías se cree que ingresaron en forma irregular a esa entidad.

La universidad policial es la entidad que se encarga de supervisar la calidad de la formación de todos los efectivos de la institución del orden, por lo que tiene tuición directa tanto sobre la Academia Nacional de Policías, de la que se gradúan los oficiales, como de la Escuela Básica Policial, de la que egresan los clases, que pueden ascender al grado de suboficiales.
La escuela superior. Además, la Unipol supervisa la labor de la Escuela Superior de Policías, que dicta cursos de posgrado a los oficiales y suboficiales, cuya aprobación es imprescindible para ascender a los máximos grados de los correspondientes escalafones nacionales.