Ed. Impresa Castigan a las denunciantes

Droga, alcohol y abortos en el penal de Obrajes

Por Roberto Charca H. - La Prensa - 24/08/2011


CÁRCEL. La fachada del penal de mujeres de Obrajes, cuyas internas denunciaron irregularidades - Roberto  Charca H. La Prensa

CÁRCEL. La fachada del penal de mujeres de Obrajes, cuyas internas denunciaron irregularidades - Roberto Charca H. La Prensa

En el primer trimestre se registró un caso de legrado que, según una nota, no fue denunciado por la Policía.

El ingreso de drogas y alcohol, los abortos y violaciones son algunas de las irregularidades que se cometen en el Centro de Orientación Femenina (COF) de Obrajes, en La Paz, y las autoridades las permiten, afirman las internas en una carta enviada a los ministerios de Gobierno y Transparencia.
Las internas temen hablar por la actitud de la Directora, que las castiga “con o sin motivo” y por periodos de cinco a siete días, manifiestan.
De acuerdo con la nota, en el primer trimestre se registró el aborto de un feto de cerca de siete meses de gestación que no fue informado y dejó en la impunidad a las culpables.
“Cada día sucede algo en el COF de Obrajes, también en Miraflores. Pero nadie se atreve a denunciar los hechos por temor a ser castigadas y ser marcadas de por vida”, afirmó el familiar de una reclusa, que mostró el documento y solicitó guardar su identidad en reserva por seguridad.
Droga y alcohol. Entre las anormalidades que denuncian cerca de un centenar de presas, está el ingreso de droga y alcohol a la cárcel de mujeres.
Durante una requisa, los efectivos de seguridad hallaron dos botellas de singani Casa Real, etiqueta azul, en un toldo donde las reclusas pasan el día.
Según la denuncia, hay complicidad entre funcionarios policiales y responsables de seguridad, lo que, empero, fue desmentido por autoridades de control.
El informante dijo que “las botellas fueron halladas entre el 24 de junio y el 16 de julio. Pero nadie sabe cómo ingresan”.
También recordó que hace cuatro meses, un menor de 13 años fue violado en la cárcel, pero se elaboró un informe en tal sentido, que el menor era el sindicado. “Hay más de dos casos de violación a menores y hemos pedido a las autoridades que intervengan los centros de orientación y cambien a toda la seguridad”.
Componenda. Entre las irregularidades se cuenta también el ingreso de droga al COF, aunque la Dirección Departamental de Régimen Penitenciario, según la nota, nada hace para impedirlo.
Afirman también que las autoridades del penal tienen un convenio con representantes de las reclusas para evitar que las internas denuncien éste y otros hechos que se suscitan en el recinto.
Finalmente, afirmaron que son víctimas de abusos. Las autoridades “dicen que son estrictas, pero en realidad son abusivas y tienen ciertas preferencias. Las que hablamos o reclamamos somos confinadas”.
NEGATIVA ABSOLUTA. La directora del penal, Janeth Montecinos, negó las denuncias, pero dijo que todos los informes son de conocimiento de sus superiores. “Todo lo que sucede en el COF está registrado y son mis superiores quienes deben informar o autorizarme que hable”.
Jorge Sueiro, director general de Régimen Penitenciario, afirmó que desconoce las anormalidades que se producen dentro del recinto penitenciario femenino; sin embargo, se comprometió a cursar una solicitud de informe a la Dirección Departamental sobre el particular.
Aseguró que no recibió la denuncia escrita, pero que al tratarse de temas que son atendidos por la Policía, la institución del orden es la que debe procesarlas.

La frase

“Si se comprueban estas denuncias, es un delito que deben sancionarlo. No tengo ningún informe escrito sobre este tema”.
Jorge Sueiro / DIRECTOR GENERAL