12:04 Ludmila Alexéyeva, pidió a Noruega que no restablezca la pena capital tras al doble atentado

Repercusiones de atentado; Veterana activista rusa pide a Noruega que no restablezca la pena de muerte

Por Agencia de noticias EFE - Agencia - 25/07/2011


Anders Behring Breivik; autor confeso de los atentados en Oslo, se declaró

Anders Behring Breivik; autor confeso de los atentados en Oslo, se declaró "no culpable" ante un juez. - Agencia de noticias EFE Agencia

La veterana activista soviética y rusa, Ludmila Alexéyeva, pidió hoy a Noruega que no restablezca la pena capital tras al doble atentado perpetrado el viernes en Oslo y en el que según los últimos datos murieron 76 personas.

"Cadena perpetua, sí. Pero, en ningún caso la pena capital. Debido a lo que hizo (Anders Behring Breivik, autor confeso de los atentados) la pena de muerte no debe ser legalizada", señaló Alexéyeva a la agencia Interfax.

Alexéyeva, directora de la organización de derechos humanos el Grupo de Helsinki de Moscú, destacó que la matanza perpetrada por Breivik "es un crimen horrible contra la humanidad".

"Si (Breivik) es matado, el Estado (noruego) actuará contra las leyes humanas. ¿Cuál será entonces la diferencia entre el Estado y los criminales? La pena capital es un acto propio de monstruos. El asesinato sólo puede ser concebido por una mente criminal", opinó.

La activista añadió: "Me imagino cómo deben estar sufriendo en Noruega. No están acostumbrados, como nosotros, a historias tan horribles".

Entre otros, Radoslav Sikorski, ministro de Exteriores de Polonia, país que preside este semestre la Unión Europea, calificó de "insuficiente" la posible condena de Breivik a 21 años de cárcel, la máxima condena tipificada por el código penal del país escandinavo.

A su vez, los dirigentes rusos han condenado el doble atentado en la capital noruega y abogado porque el asesino sea castigado con todo el peso de la ley.

Breivik reconoció hoy ante el juez instructor la autoría de las matanzas en el barrio gubernamental de Oslo y en la isla de Utøya, pero se declaró "no culpable" de esos mismos actos.