Ed. Impresa Sucedió en la comunidad San Juan de Sirca, Patacamaya

Envenenan a 5 niños con raticida en su casa

Por Mirna Echave - La Prensa - 9/02/2013


LA PAZ. El ingreso principal del Hospital del Niño. - Mirna  Echave La Prensa

LA PAZ. El ingreso principal del Hospital del Niño. - Mirna Echave La Prensa

Según infomes preliminares, se cree que consumieron el veneno por accidente al merendar, ya que el padre lo compró hace tiempo para matar ratones.

A yer por la mañana, el Hospital del Niño recibió a cuatro hermanitos, de entre uno y nueve años, con síntomas de envenenamiento. Se cree que los menores ingirieron raticida al tomar té y fueron atendidos previamente en un centro médico cercano a su población, San Juan de Sirca, del municipio de Umala, La Paz. Uno falleció.

 Un accidente. Según declaraciones de la madre, ella salió de su vivienda para pastar a sus ovejas y dejó a su hija de 15 años a cargo de sus hermanos
menores.
El padre había ido al pueblo más cercano a dejar una carta.
En ese momento, la hermana mayor sirvió el té a sus cinco hermanos menores, aparentemente sin saber que el raticida estaba en el agua, el azúcar o el pan que comieron, aunque se sospecha que el pan tenía o entró en contacto con el raticida.
También se supo que este veneno fue comprado hace tiempo por el padre para exterminar a los ratones que había en su casa y, por ello, lo esparció en inmediaciones de su vivienda.
Luego de transcurrir una hora y media o dos, los niños comenzaron a sentir intensos dolores. Los niños fueron llevados, según el informe preliminar, al Hospital de Patacamaya, donde recibieron las primeras atenciones, pero fue necesario trasladarlos hasta el Hospital del Niño, donde ayer llegaron a las 6.00.
Los esfuerzos médicos no fueron suficientes para salvar a Jilmar, de siete años, quien, según los familiares, comió más.
Ahora, según información del Hospital del Niño, la más pequeña, Danitza, de un año y ocho meses, está muy grave.
Nadia, de nueve, Daymira, de tres, y Yanet, de cinco años, ya están fuera de peligro.

La madre acompaña a los cuatro menores, internados en el hospital del niño. aún no se sabe cuánto tiempo estarán, al menos tres de ellos, internados en ese nosocomio.

El fallecido ya fue trasladado a su comunidad para ser enterrado.

10 hijos tiene la familia Nina Bautista. La menor, que tiene un año y ocho meses, está muy grave.

La policía investiga lo sucedido con los niños. La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) fue notificada por el Hospital del Niño sobre el envenenamiento de los cinco hermanos, por lo que ayer inició las investigaciones preliminares y se prevé que se tome declaraciones a los padres y a los hermanos, incluidos los otros cinco que, al momento del envenenamiento, no se encontraban en la vivienda.
Un primer informe señala que el pan no estaba en buena condición y se buscarán muestras para verificar este extremo.

Secuelas del raticida

Los problemas que causa en el cuerpo este veneno, que contiene partículas fosforadas, pueden variar, según la cantidad consumida, la edad y tamaño de la persona que lo ingirió y el tiempo en que reciba atención médica.

SÍNTOMAS
Suelen empezar de una hora a una hora y media después de consumirlo.
Los efectos tóxicos atacan al sistema nervioso, con dolores intensos.
Pueden presentarse ulceraciones y vómitos con sangre, entre otros.
La muerte no es rápida, incluso puede darse tras seis días de agonía.
Quienes sobreviven pueden tener problemas de salud de por vida.