Ed. Impresa Aún no se ha identificado a las inseguras

Once marcas de sal son yodadas

Por Mirna Echave - La Prensa - 6/02/2013


LA PAZ. Uyuni es una de las fuentes de la materia prima de la sal. - Mirna  Echave La Prensa

LA PAZ. Uyuni es una de las fuentes de la materia prima de la sal. - Mirna Echave La Prensa

La norma nacional establece que la sal común debe contener entre 40 y 80 partículas de yodo por millón para su consumo.

El Ministerio de Salud informó que sólo 11 marcas cumplen la yodación correcta en la sal de mesa. Hay otras que aportan este elemento a la sal, pero no en la proporción estipulada en las normas legales nacionales.
El consumo de la sal yodada es imprescindible, especialmente para los niños, para lograr un desarrollo normal de las facultades intelectuales y evitar el bocio, el retraso mental y el cretinismo.
Se hizo un estudio. Mediante un comunicado, el Ministerio de Salud y Deportes, a través de la Unidad de Nutrición, informó que concluyó el estudio que se emprendió el año pasado sobre la yodación de la sal.
Como resultado, se “identificaron 11 marcas que cumplen correctamente las normas bolivianas”.
De acuerdo con el informe del Sistema de Vigilancia y Control de Alimentos Fortificados del Ministerio, el estudio requirió de la recolección de muestras del producto que es ofrecido por las diferentes industrias y centros de expendio a escala nacional, que son 20, aproximadamente, la mayoría instalados en Oruro. El objetivo era verificar si cumplían la fortificación de la sal con yodato de potasio (yodo).
La Norma Boliviana (NB 328004)  de Fortificación de Alimentos, en beneficio de la población, señala que “la yodación es una obligación de las empresas y su incumplimiento pone en riesgo la salud de las familias. Por ello, las industrias salineras que no cumplan la normativa vigente al respecto serán pasibles a sufrir las sanciones incluidas en el Decreto Supremo 08388
de 1968”.
Problemas añejos. La Prensa publicó en marzo del año pasado que se había detectado problemas en la dotación de yodo al país, labor que era realizada por una sola empresa importadora. Este problema se visualizó especialmente en 2011, por lo que la Central de Abastecimiento y Suministros de Salud (CEASS) adquirió un lote de esta sustancia química para su distribución por espacio de un año y medio.
Mientras, según la Asociación de Industriales Salineros de Oruro, algunos productores introdujeron el yodato de sodio de contrabando, sin comprobar la calidad. Esta acción, sin embargo, no fue garantía de la correcta yodación de la sal.
La conclusión es que no todo este condimento reúne las condiciones requeridas para el consumo humano y garantiza la salud de las personas.

9 empresas, al menos, omiten la yodación en la sal común o de mesa que ofrecen al público.

El consumo de yodo disminuye el riesgo de padecer de enfermedades como el bocio y el retardo mental. El déficit de este elemento químico se presenta en lugares alejados de la costa marina. El bocio es el aumento de tamaño de la glándula tiroides.

EMPRESAS AUTORIZADAS

Éstas son las compañías que cuentan con aval por cumplir la yodación de sal.

LISTADO
Amadito azul
Amadito II
CIM
Condorito Verde
El Salerito
Hipermaxi
Maguita
Niño Salvador
Perla Andina
Salsita
San Joaquín