Ed. Impresa Los músicos también se lucieron

Devoción en el preludio del Gran Poder

Por Mirna Echave - La Prensa - 28/05/2012


BUEN GUSTO. Matracas que representan a reyes morenos. - Mirna  Echave La Prensa

BUEN GUSTO. Matracas que representan a reyes morenos. - Mirna Echave La Prensa

En las aceras, las tortas del Día de la Madre y la cerveza se disputaron el poco espacio libre.

Los conjuntos que formarán parte de la interminable columna de bailarines, durante la Entrada del Señor Jesús del Gran Poder, mostraron ayer parte de su coreografía y, con devoción, ofrecieron sus promesas y agradecieron los favores.
EL BAILE Y LAS OFERTAS. Los ritmos de la morenada, el tinku, los waka wakas y los tobas, entre otros, pasaron por delante del templo del Gran Poder, donde los devotos realizaron sus promesas y demostraron las coreografías que desplegarán en pleno el próximo sábado.
Entre los bloques de cada conjunto, se pudo admirar diseños de ropa de gala hechos exclusivamente para esta ocasión y que uniformaron a los bailarines.
También se observó trajes más sencillos en comparsas que prefirieron resaltar el uso de algunos implementos llamativos, como matracas o sombreros.
Los músicos no se quedaron atrás y aprovecharon el ensayo general para mostrar los pasos de baile y la exclusividad de su vestuario.
Donde hubo problemas fue en las aceras que, aunque no estaban llenas de público para presenciar el espectáculo, en muchos casos fueron ocupadas por verdaderos muros construidos con cajas de cerveza y, en otros, por vitrinas y mesones donde se exponían variedades de tortas como oferta por el Día de la Madre.
Tampoco faltaron las vendedoras de sándwich, chicharrón y otros alimentos en esos lugares. Hubo, eso sí, peleas por el poco espacio disponible.

6 días restan para el despliegue de la entrada folclórica más grande e importante de la sede del Gobierno.

Desde temprano, hubo gente que reservó lugares en las calles para beber y observar el paso de los danzarines en traje de gala.

Salqui inaugura sus instalaciones

Salqui, distribuidora de material de construcción, estrenó ayer sus instalaciones de Villa Bolívar YKK, en presencia de los empresarios Samuel Doria Medina y Kurt Reintsch. Sus propietarios son César Salinas Sinka y María Inés de Sinka.