Ed. Impresa Un análisis revela que el 71 por ciento está contaminado

Sólo 12% de la comida callejera es inocuo

Por Mirna Echave - La Prensa - 24/05/2012


ANTOJOS. La gente afirma que comer en la calle es una forma de “salir del apuro”. - Mirna  Echave La Prensa

ANTOJOS. La gente afirma que comer en la calle es una forma de “salir del apuro”. - Mirna Echave La Prensa

Una de las principales causas es la mala manipulación de alimentos.

Una investigación sobre la calidad de la alimentación en la ciudad de La Paz, relacionada con la comida callejera, reveló que sólo el 12 por ciento de estos productos cumple las normas de higiene y cuidado. Se hallaron problemas por la presencia de bacterias y suciedad en muestras de lechón, rellenos de papa y refrescos hervidos, entre otros.
Tres sitios clave. La comunicadora e investigadora Mirna Quezada llevó adelante el estudio denominado “Cuando la salud y la vida penden de un bocado”", con apoyo del Laboratorio Municipal y el observatorio La Paz Cómo Vamos, de la Fundación para el Periodismo.
Se tomó muestras de alimentos que se expenden en inmediaciones de la Terminal de Buses y las plazas Alonso de Mendoza y San Francisco, sitios donde la circulación peatonal es intensa casi a toda hora del día.
Se analizó salteñas, llajua, rellenos, refrescos, lechón, tucumanas, ensaladas y cremas Chantilly, además del lavado de manos de las comerciantes, uso de gorra y pañoleta, vajilla, conservación de los alimentos, implementos de aseo, detergentes y antisépticos, cepillos, la disposición de la basura y la cantidad de agua usada en la limpieza, entre otros aspectos.
De acuerdo con Quezada, en el análisis de un relleno de papa se halló una cantidad límite de bacterias; en el lechón, la cantidad de coliformes fecales rebasó los límites; en una ensalada de frutas se encontró un número excesivo de bacterias y coliformes, y en un refresco de linaza, una elevada carga de agentes mesófilos.
El director del Laboratorio Municipal, Gonzalo Uscamayta, dijo que hace dos años, un estudio de este tipo arrojó resultados similares, lo que significa que aún no se controla la higiene y calidad de los alimentos que se venden en la calle.
 conclusiones. El estudio sostiene que el 71 por ciento de los alimentos incumple las normas de inocuidad requeridas para su consumo, mientras que el 17 por ciento no puede ser calificado.
La investigadora concluye en que “los alimentos en vía pública no son inocuos y son de mala calidad” y urge mayor control y fiscalización de la comida callejera, y para ello es necesario crear normas.
Sin embargo, ni la Alcaldía ni el Gobierno tienen estadísticas de los puestos de venta de comida en la calle y los costos del análisis de un alimento sospechoso son altos e incluso inaccesibles.

40 bolivianos al día ganan las vendedoras, según dicen, aunque el estudio establece una utilidad mayor.

“Las consecuencias para la salud por el consumo de alimentos elaborados sin normas de higiene son gravísimas, porque van desde enfermedades gastrointestinales moderadas hasta presentar complicaciones que pueden derivar en la muerte. Las enfermedades más frecuentes son diarrea, hepatitis A, gastroenteritis y otras provocadas por bacterias”.

Mirna Quezada Siles / INVESTIGADORA

Los riesgos de la comida

En La Paz es común el registro de enfermedades intestinales que, en algún caso, ya son endémicas.

PROBLEMAS
Los alimentos mal manipulados pueden causar graves infecciones.
El tratamiento tardío de una de estas afecciones puede derivar en la muerte.
Son comunes las salmonelosis y amebiasis por causa bacteriana o parasitaria.

El estudio y sus cifras

El estudio de la comida callejera permitió verificar la calidad de estos alimentos, aunque un análisis como éste es muy costoso para
una persona común.

Costo 485 bolivianos cobra Inlasa por el análisis de laboratorio de un alimento sospechoso que contenga carne de cualquier tipo.

Precio 385 bolivianos, para una persona común, es el precio del análisis de alimentos sin carne, y 300 de los simples, como el Chantilly.

Cotización 150 bolivianos, en cambio, es el costo de todo análisis en el laboratorio municipal para cualquier tipo de muestra de alimento.

Economía 75 bolivianos, como mínimo, cuesta el análisis en el Seladis, aunque un alimento más complejo puede costar Bs188.

 

 

 

 

Lo más Hoy

No hemos encontrado noticias según este criterio.
No hemos encontrado noticias según este criterio.