Ed. Impresa Los desbordes llegan a cobija y se evacua a familias

Crece el río Acre y Bolpebra desaparece

Por Mirna Echave - La Prensa - 19/02/2012


BOLPEBRA. La crecida del río Acre llega hasta la mitad de las viviendas, de las que nada se pudo salvar, según los testimonios de los pobladores del lugar - Mirna  Echave La Prensa

BOLPEBRA. La crecida del río Acre llega hasta la mitad de las viviendas, de las que nada se pudo salvar, según los testimonios de los pobladores del lugar - Mirna Echave La Prensa

Hay personas damnificadas entre Cobija y Bolpebra. Algunas huyeron a Brasil.

La población de Bolpebra, en la región amazónica fronteriza con Perú y Brasil, prácticamente desapareció bajo el agua del río Acre, que se desbordó como producto de las continuas lluvias y creció por encima de los 2,5 metros.
Muchas familias huyeron a poblaciones de los países vecinos, mientras los desbordes han alcanzado a Cobija, capital del departamento de Pando, y anegaron varias zonas. El Gobierno evalúa la situación y anuncia que lleva ayuda a los damnificados.
EL AGUA tapó la mitad de las casas. Medios locales informaron que el desborde del río Acre empezó el pasado jueves, aunque una gran cantidad de agua cubrió ayer el cien por ciento de la población de San Pedro de Bolpebra, según informó el semanario el Sol de Pando.
Por su parte, el gobernador de Pando, Luis Adolfo Siles, declaró a radio Panamericana que en Bolpebra, “la gente tiene problemas, prácticamente no ha podido rescatar nada, la lluvia les ha llegado hasta las 03.00 de la mañana (…) Nos han pedido que ayudemos a llevar el pueblo a un lugar más seguro, nos hemos comprometido a dar no sólo auxilio temporal, sino a reconstruir el pueblo”.
En las ciudades de Iñapari, en Perú, y Assís, Brasil, donde también se registraron inundaciones, las autoridades desplegaron sus sistemas de alerta temprana, que ayudaron a prevenir los daños a sus pobladores.
En cambio, en Bolpebra, cuyo Alcalde radica en Cobija (a 200 kilómetros), los pobladores sólo atinaron a huir hacia Brasil.
El Gobierno, hasta la tarde de ayer, no conocía el número de familias afectadas en todo el departamento, aunque se adelantó que en Cobija 63 familias fueron llevadas a un lugar seguro con ayuda de las Fuerzas Armadas y se les proporcionó carpas.
En ese municipio amazónico, según Defensa Civil de Pando, hay 35 familias damnificadas en la localidad de San Pedro de Bolpebra y 15 en San Miguel.
Las zonas inundadas son Junín, Mapajo, Villamontes y Cataratas, cuyos habitantes eran evacuados.
El gobierno evalúa la situación. Al mediodía de ayer, un avión Hércules partió hacia Pando con personal del Viceministerio de Defensa Civil y ayuda humanitaria.
Según el ministro de Defensa, Rubén Saavedra, se llevó 50 colchones, 50 carpas y siete toneladas de alimentos y agua.
En el sitio se elevará un informe sobre la situación de los sectores afectados, los damnificados y las pérdidas producidas.
El viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, entrevistado por los medios gubernamentales, dijo que hasta las 03.00 de ayer se evacuaba a los afectados, según un informe de ABI.
“Estamos haciendo seguimiento de esta emergencia allá en Cobija, son 60 familias damnificadas, y Defensa Civil está ayudando con ayuda humanitaria”.
Por otra parte, la autoridad también cuantificó que hay, preliminarmente, 7.000 familias afectadas por los desastres naturales en todo el país, principalmente en los departamentos de La Paz, Oruro, Chuquisaca, Cochabamba y Pando.

113  familias fueron afectadas según los datos preliminares de las autoridades nacionales y departamentales de Pando.

Medidas asumidas ante el desastre

EVACUACIÓN
En el territorio brasileño, se informó que fueron evacuadas más de 3.400 personas.

EVALUACIÓN
En Bolivia, las autoridades acudieron ayer al lugar del desastre para evaluar los daños por inundaciones.
EN PERÚ
El Gobierno peruano envió 126 toneladas de ayuda a Iñapari, en su territorio afectado por la riada.