Ed. Impresa Está en marcha una campaña de salud

Desde los 50, se debe cuidar la columna

Por Wendy Inarra - La Prensa - 10/09/2011


ESFUERZOS. Una mujer lleva un pesado bulto de flores para la venta. - Wendy Inarra La Prensa

ESFUERZOS. Una mujer lleva un pesado bulto de flores para la venta. - Wendy Inarra La Prensa

Los esfuerzos físicos y la mala dieta causan otros tres males de la columna en La Paz.

El encorvamiento de la columna vertebral sin causa alguna o por accidentes leves es conocido como la fractura patológica. En realidad, no se trata de una fractura en el sentido literal del término, sino de una torsión de las vértebras. Las mujeres mayores de 50 años la padecen porque está asociada a la etapa posmenopaúsica.
Campañas de salud vertebral, en un 90 por ciento, detectan que el mal osteoporósico se debe a que en la infancia las víctimas de esta patología no consumieron dosis adecuadas de calcio y fósforo.
LA osteoporosis y LA menopausia. Al sobrevenir la menopausia, se produce la falta de ovulación. Por esta causa, una mujer puede perder hasta el 20 por ciento de su masa ósea.
El jefe de la unidad de neurocirugía del Hospital de Clínicas, Fernando Soto, dijo que para solucionar este problema, cada paciente debe hacerse una vertebroplastía, porque los huesos toman la consistencia de una esponja, por lo que deben reforzarse.
“Se inyecta un cemento acrílico que se coloca dentro de los discos de la columna y se introduce a través de la piel y con rayos X”.
El cemento de acrílico en las vértebras impide —según Soto— que la columna se doble y, además, evita un inaguantable dolor en las mujeres, para el cual no hay analgésico alguno.
Otros males vertebrales. En La Paz, Soto advirtió de que el primer mal de la columna vertebral se debe a los accidentes cotidianos.
Éstos producen patologías degenerativas en las vértebras, que son frecuentes en quienes hacen grandes esfuerzos al levantar objetos pesados, y pueden ocasionar la hernia vertebral.
Soto destacó que los huesos de la columna vertebral se tornan flexibles cuando una mujer tiene embarazos múltiples.
Las candidatas a ser osteoporósicas son, además, “las que casi nunca consumieron calcio en su niñez y  aquellas que al superar los 50 años beben alcohol o fuman en exceso”.
Campaña: columna degenerativa. Del 5 al 16 de septiembre, en el Hospital de Clínicas se realiza la campaña de consulta gratuita para detectar algunos males de la columna.
A través de un estudio que se conoce como la densitometría ósea, se determina el grado de pérdida de calcio y minerales en la mujer, pero hay casos severos que requieren un análisis radiológico de la columna para conocer si la paciente padece una fractura patológica o vértebra encorvada.
Este estudio se denomina vertebroplastía, cuyo costo aproximado es de 5.000 bolivianos, monto que incluye el juego de equipos del cemento acrílico, la sala de cirugía y el cuidado especializado de los profesionales.

200 operaciones de la columna se practicaron en lo que va de 2011 en el Hospital de Clínicas de La Paz.

El mal de POTT es la tuberculosis de la columna vertebral, una enfermedad frecuente en varones adultos. También es conocida como la TBC de la columna vertebral.
El mal está localizado en las vértebras de la columna y es frecuente después de la pulmonar. Representa el 40% de las tuberculosis que están asociadas a los huesos.
El pulmón afecta la columna. En la ciudad de La Paz es el tercer mal más común en la columna vertebral.
La tuberculosis afecta a la población joven en edad fértil. Esta tuberculosis se debe a que el bacilo de Koch, concentrado en el pulmón del tuberculoso, activa su incidencia en la circulación sanguínea y llega hasta la columna.

A los 50 años, la mujer en climaterio:

FUMAR Y BEBER ALCOHOL    > Las mujeres mayores de 50 años deben evitar afectar las defensas de su organismo. 
ALIMENTOS
Aumentar la ingestión de agua, verduras, fruta y cereales. Evitar la comida saturada de grasas.
EVITAR SEDENTARISMO
Al perder la ovulación definitiva, la mujer debe mantener una vida activa con ejercicios físicos.