Ed. Impresa

Caudal del lago Poopó se incrementó en 10% a raíz de las lluvias en Oruro

Por Redacción Central - La Prensa - 11/01/2017


La vista aérea del lago Poopó durante un sobrevuelo en Oruro. Foto:Reymi Ferreira -   ,  Periodista Invitado

La vista aérea del lago Poopó durante un sobrevuelo en Oruro. Foto:Reymi Ferreira - , Periodista Invitado

El lago Poopó se recupera luego de una severa sequía y su caudal sube 10 por ciento gracias a las últimas lluvias registradas en el departamento de Oruro desde finales de diciembre de 2016 y principios de enero de este año, según informó el secretario de Medio Ambiente de la Gobernación orureña, Porfirio Soto.

Ayer, el viceministro de Defensa, Reymi Ferreira, luego de un sobrevuelo a la zona, compartió imágenes en su cuenta de Facebook en la que muestra al lago con agua. “Bofedales cercanos al lago Poopó otra vez con agua”, escribió la autoridad en esa red social.

Este lago de agua salada, el segundo lago más grande de Bolivia luego del Titicaca, tenía una extensión de 2.337 kilómetros cuadrados y, de acuerdo a los cálculos, en los últimos días, su nivel subió a los 237,7 metros cuadrados. En 2015, antes del desastre natural que ocasionó la desaparición total del inmenso cúmulo de agua, habitaban aproximadamente 200 especies de aves, peces, mamíferos, reptiles y variedad de plantas, que desaparecieron con la sequía del Poopó.

Sin embargo, gracias a las condiciones climatológicas, la vida silvestre y la fauna se irán restableciendo en pocos meses y los pobladores de la zona podrán retomar la pesca, que era la principal actividad económica de esa región.

“Gracias a Dios, el nivel se está normalizando, no será el 100 por ciento pero al menos un 10 por ciento se ha recuperado y dentro de poco regresará la fauna y el lago Poopó será como antes se conocía”, aseguró Soto.

Soto afirmó que, desde noviembre de 2016 hasta el 5 de enero de 2017, su unidad elabora registros continuos de todos los estudios y evaluaciones al lago para evidenciar los cambios y mejoras.

Uno de los factores más importantes y determinantes para el Poopó fue el desborde del río Paría, que si bien dejó inundadas a 12 urbanizaciones aledañas de la región orureña, permitió que el lago vaya recuperando su caudal gracias a los dragados y la oxigenación que se realiza.

En diciembre de 2015, la Gobernación de Oruro declaró desastre natural en el lago, con lo que se agilizó la ejecución de recursos para la recuperación de este espejo de agua que alberga especies importantes.

 

Comentarios - Sea el primero en comentar esta noticia.

Inicie una sesión o Regístrese para añadir un comentario