Ed. Impresa Extensos yacimientos se hallan en su interior

La Paz posee gran riqueza minera

Por Wilson Aguilar - La Prensa - 18/03/2012


La Paz posee gran  riqueza minera  - Wilson  Aguilar La Prensa

La Paz posee gran riqueza minera - Wilson Aguilar La Prensa

Los mapas geológicos permitirán desarrollar proyectos industriales.

El departamento de La Paz es el segundo territorio del país que tiene mayor actividad minera, según muestra un estudio del Servicio Geológico y Técnico de Minas (Sergeotecmin) y la Corporación Minera de Bolivia (Comibol).
En la región paceña se encuentran 36 distritos que agrupan al menos a 695 depósitos metalíferos.  De los yacimientos identificados, 163 corresponden a estaño (Sn), 153 de oro (Au), 124 de cobre (Cu), 103 de wólfram (W), uranio (U), vanadio (Va) y otros.
La actividad minera en el departamento paceño es intensa y ésta se traduce en el número de concesiones. Por lo expuesto, La Paz se constituye en el departamento productor más importante de oro, estaño, cobre y wólfram, entre los principales. Pese a ello, las provincias Franz Tamayo y Abel Iturralde son consideradas como subexploradas a inexploradas.
Potencial mineralógico. Actualmente, La Paz cuenta con una serie de prospectos y proyectos mineros y la explotación de las minas Corocoro, Matilde, Bolsa Negra, Cascabel, Milluni, Rosario de Araca, Los Machos, Caracato, Pacuani-Laurani, Chacarilla y Colquiri, entre otras.
Según informes de la Comibol, Corocoro está valuada en alrededor de 8.000 millones de dólares, es un importante yacimiento que tiene enormes reservas de cobre, indio, manganeso y plata. El enorme depósito cuprífero se encuentra ubicado a unos 110 kilómetros al sudoeste de La Paz. La propiedad minera cubre 51 concesiones, extendida en una superficie de 27,2 kilómetros cuadrados. De acuerdo con informes de una empresa surcoreana, se estima que en Corocoro existen alrededor de 100 millones de toneladas de material minero, de las que 532.000 toneladas serían de cobre; el  resto estaría conformado por  manganeso, plata e indio.
Poco conocimiento del territorio nacional. En varias oportunidades, las autoridades de la Comibol informaron que sólo se conoce el 15 por ciento del territorio boliviano, por lo que se requiere una carta geológica actualizada que permita precisar con exactitud las potenciales riquezas del país.
Los estudios mineralógicos de La Paz datan de la década de los años 60 y fueron realizados en las regiones de Apolo, Tipuani y Suches. 
En los años 70 se hicieron investigaciones sobre minerales radioactivos, mientras que en los 80 se desarrollaron prospecciones de recursos calcáreos y de yeso.
Un dato curioso es que en la década de los 40 se reportó la ocurrencia de diamantes en los ríos Suapi, Tequeje y Tuichi en el norte de La Paz.
Para elaborar la carta geológica, se invertirán casi 60 millones de dólares, monto que servirá para concluir los trabajos que lleva a cabo Comibol, sobre prospecciones y exploraciones. Hasta el momento, se desarrollaron trabajos en las empresas constituidas y existe un nuevo panorama para proyectos de prospección en La Paz, Oruro, Potosí y Santa Cruz.

354 cooperativas mineras trabajan en el departamento de La Paz, según registro de Comibol en 2010.

1.000 pozos perforados y entubados existen en el departamento de La Paz para la dotación de agua potable.

La Paz, además de las riquezas minerales en su interior, guarda inmensos recursos hídricos, por lo que es importante conocer el balance hidrogeológico de todas las cuencas, para facilitar la planificación científica de dotación de agua potable.