Ed. Impresa El producto sale por caminos vecinales

El 70% de lana de alpaca sale vía contrabando

Por Lidia Mamani - La Prensa - 21/07/2011


PRODUCCIÓN. Los comunarios de Santiago de Machaca exhiben parte de su producción lanar - Lidia Mamani La Prensa

PRODUCCIÓN. Los comunarios de Santiago de Machaca exhiben parte de su producción lanar - Lidia Mamani La Prensa

Los productores no tienen incentivos en el país y, atraídos por el mejor precio que se paga en Perú, sacan ilegalmente la lana.

Hasta el 70 por ciento de la producción anual de fibra de camélidos sale de contrabando a Perú por el municipio de Santiago de Machaca, en la provincia José Manuel Pando, según admitió el ejecutivo provincial campesino Juan Mamani.
“Ese porcentaje de la fibra sale de manera ilegal a Perú. Esa cantidad representa a unas 1.200 libras entre lana de alpaca y de llama. Nuestros hermanos, obligados por la diferencia del pago del precio que ofrecen los peruanos, hacen un trabajo hormiga por el camino de herradura”.
Petrona Pérez Alcón, comunaria de la región, explicó que las comerciantes peruanas pagan hasta 22 bolivianos por la fibra blanca o gris, mientras que si es de color café, 30 bolivianos.
Mamani indicó que, en Bolivia, una libra de esta lana se cotiza entre 10 y 13 bolivianos.
La comunaria Pérez detalló que la esquila es anual y que cada campesino tiene entre 30 y 600 camélidos, y que por cada uno se extrae cinco libras de fibra.
“Nosotras, desde hace años que entregamos a las hermanas peruanas y ellas entregan a las empresas que se dedican a la industrialización de lana para volverla en hilo”, puntualizó.
 La competencia desleal. El dirigente lamentó que los productores de Perú hacen una competencia desleal a las materias primas bolivianas debido a que llevan la fibra con la que elaboran aguayos y mantas, e inclusive el hilo, producto que regresa al país con un alto costo por el valor agregado a través de la industrialización.
“Necesitamos apoyo de las autoridades para evitar el contrabando. Ya no queremos que nuestros productos se vayan a otros países, sino, como productores, exportar nosotros mismos con valor agregado. Esa es nuestra meta”.
Señaló que los comunarios se dedican a la crianza de camélidos desde hace varias generaciones, además de hacer mantas, aguayos y otras artesanías, pero se ven obligados a vender al país vecino por el precio. “Sabemos que no es legal ni favorable para los propios productores, porque con esto se genera una competencia desleal para los bolivianos”.
OTRAS SALIDAS. Mamani reconoció que las autoridades originarias no pueden luchar contra la ilegalidad que impera en la región y que sólo han ganado el odio de sus habitantes, que obligados por la necesidad siguen sacando gasolina y diésel.
Informó que los controles de la Aduana Nacional de Bolivia y el Comando Operativo Aduanero son generalmente rebasados.
La provincia está ubicada al sur del departamento de La Paz, tiene unos 7.036 habitantes y una altitud de 3.893 metros sobre el nivel del mar. Se halla en la frontera con el Perú.

22 bolivianos es el precio de la libra de lana de camélido. Es el monto que pagan los peruanos.

 

La productora de llamas y camélidos Petrona Pérez Alcón dio a conocer que uno de los acontecimientos que aprovechan los peruanos para llevar, de manera ilegal, materias primas bolivianas como la fibra de llama y de alpaca es la feria anual de la región, que este año se desarrollará entre el 23 y el 25 de julio. Según explicó la criadora de camélidos, gran cantidad de peruanos llega a Santiago de Machaca en unos ocho camiones con el fin de trasladar las productos bolivianos a su país.
Este encuentro es organizado por el Ministerio de Desarrollo Rural, la Gobernación y la Alcaldía local.

Lo más Hoy

No hemos encontrado noticias según este criterio.