Ed. Impresa Los actuales desempeñan interinamente sus labores

La Ley del Notariado sigue en proyecto

Por Pavel Alarcón - La Prensa - 20/10/2012


REFORMA. Frontis del del edificio del Tribunal Supremo de Justicia, en Sucre. - Pavel   Alarcón   La Prensa

REFORMA. Frontis del del edificio del Tribunal Supremo de Justicia, en Sucre. - Pavel Alarcón La Prensa

La norma que rige está función, en Bolivia, data de marzo de 1858. Nunca fue modificada.

La reforma judicial aún continúa a la espera de algunas de sus leyes fundamentales, tales como los nuevos códigos de procedimiento Civil y Penal y la Ley del Notariado, que debe normar el registro de documentos entre privados y también con el Estado.
Un proyecto al respecto fue presentado en la Asamblea Legislativa, que lo devolvió al Ministerio de Justicia.
Según la reforma judicial, de acuerdo con la Ley 212, el cambio de servidores judiciales debió efectuarse en un plazo máximo de 365 días a partir del 3 de enero de 2012.
Para cumplir con esta reforma, en lo referente al personal judicial, se debieron redactar dos leyes. Una que disponga la nueva organización judicial y otra dedicada a los notarios públicos.
Una ley solvente. El senador masista Adolfo Mendoza indicó que el proyecto de Ley del Notariado fue observado por el Senado, que lo devolvió al Ministerio de Justicia para que se corrijan algunos puntos.
“Creemos que toda ley que haga a la reforma judicial debe ser tratada con mucho cuidado y detalle. Damos una nueva base jurídica al Estado Plurinacional”.
Dijo que uno de los puntos observados es la relación de los notarios que dejarían de ser funcionarios con cierta autonomía y se convertirían servidores públicos.
La Revolución Judicial. La ministra de Justicia, Cecilia Ay- llón, indicó en varias oportunidades que una de sus prioridades era dar mayor impulso a la “revolución judicial”, y uno de sus componentes es la transformación de las leyes y los códigos que rigen de manera directa la administración de justicia.
La autoridad indicó que una de las prioridades es la Ley del Notariado, por la cual estos funcionarios judiciales deberán cambiar su relación con el Estado.
La Ministra de Justicia indicó que esta propuesta fue enviada a la Asamblea Legislativa para que sea analizada por las comisiones de justicia de las dos cámaras.
La ley que rige a los notarios de fe pública fue promulgada el 5 de marzo, de 1858, por el presidente José María Linares.
La adecuación de las funciones de los notarios se hizo mediante las leyes de organización judicial y la resoluciones administrativas de las prefecturas.

“La prioridad para reformaR la función de  los notarios se da después de escándaloS, EN La paz” afirmó el diputado opositor Felipe Dorado.
Según el asambleísta opositor, el MAS quiere aprobar la Ley del Notariado desde principios de la legislatura.
“Si mal no recuerdo, incluso ya hicieron aprobar un proyecto en la comisión de Justicia, pero no avanzó”. En opinión de Dorado, la devolución del proyecto no sorprende, porque “los masistas aprueban documentos sin leerlos”.

11 millones de dólares costó la reforma judicial, desarrollada entre 1997  y 2001.

“La construcción del nuevo Estado Plurinacional debe tener una base jurídica fuerte y eficiente, por eso sus nuevas leyes deben ser bien elaboradas y analizadas por todos los sectores, interesados en esta tarea”.

Adolfo Mendoza  / SENADOR DEL MAS