Ed. Impresa Destacado El competidor cochabambino compite en el rally Dakar con una motocicleta prestada y sin respaldo económico. Su anhelo es arribar a la meta, en Buenos Aires

Nogales, el "Llanero solitario" boliviano

Por Redacción Central - La Prensa - 11/01/2017


COCHABAMBINO El motociclista cochabambino Danny Nogales. - Tiempos Los  La Prensa

COCHABAMBINO El motociclista cochabambino Danny Nogales. - Tiempos Los La Prensa

La humildad y el pundonor son la carta de presentación del corredor boliviano Danny Nogales, quien con base en esfuerzo y dedicación se ha ganado el respeto y la admiración de la afición nacional que lo vio ayer emprender un nuevo reto en la segunda parte del rally Dakar 2017.

El competidor corre en la categoría "Marathon" sin apoyo de mecánicos, equipo de respaldo, vehículos de auxilio ni asistencia médica particular. La mayor parte de los pilotos están acompañados de casas rodantes y apoyo mecánico especializado. Nogales va solo. 

Es la segunda participación del cochabambino que, desde su primera incursión, ha mantenido el perfil bajo. Prefirió que sus logros hablen por él. Volvió a la carrera más dura del planeta decidido a tomarse la revancha, pues en la edición 2016 tuvo que abandonar en la novena etapa de la competición por mandato de los organizadores que argumentaron que iba muy rezagado.

"Se viene lo más duro. Se viene lo que más he temido, donde me han sacado el año pasado, pero hay que afrontarlo con valor y con toda la destreza que uno tiene", manifestó esta jornada el piloto al canal estatal tras finalizar la primera parte del especial cronometrado de la octava etapa Uyuni - Salta.

Su semblante de serenidad y cansancio lo decía todo: este tramo no fue nada fácil. Nogales contó que luego de sortear algunos problemas con su moto y de organización (casi no parte en la etapa porque se retrasó en la salida debido al cambio de horario argentino), inició su travesía para completar la primera parte del recorrido en el puesto 106.

"Fue una de las jornadas más duras, pero yo lo tomé con mucha paciencia este lugar, tuve que bordear los espacios y si tenía que abrirme 200 o 300 metros, lo hice. Tuve que pasar así. Me dije que andaba retrasado, pero gracias a Dios fue una jornada regular", dijo.

Las diferencias del Dakar

Por segundo año consecutivo, Nogales ha sido declarado en las redes sociales como "el verdadero héroe boliviano del Dakar". Y no es para menos, considerando que el cochabambino nuevamente corre en la categoría "Marathon" (motos de serie a los que no se le permite tener cambios). Por ello el mote de "llanero solitario" que ha recibido por sus seguidores.

Es decir, una vez más se lo ve solo ante la carretera, sin asistencia de un equipo particular que lo respalde (en la parte mecánica sobre todo), ni con toda la parafernalia que caracteriza a los corredores más acaudalados que participan en la categoría superproducción (motos preparadas especialmente para la competición) que, fuera de tener una asistencia especializada, tienen la posibilidad de contar hasta con un masajista personal.

Son muchos los corredores (20 en esta edición 2017) que optan por la categoría Marathon, ya sea por la conveniencia en cuanto al menor presupuesto que ésta exige o por la necesidad de vivir la esencia del Dakar, esa que involucra enfrentar las duras condiciones de la competencia sin ningún tipo de ayuda.

Los denominados "malles motos" solo cuentan con una caja en las que pueden guardar algunos implementos y ropa. Además, solo pueden ser asistidos por la organización del evento deportivo.

Nogales antepone el esfuerzo por sobre cualquier limitación y pese a que solicitó el apoyo de las empresas privadas y estatales para correr, muy pocas han contestado la petición. Para el Dakar 2017, el cochabambino estrenó una moto soñada por cualquier amante de este tipo de vehículos. Se trata de un Rally Replica de KTM, la conocida empresa austriaca fabricante de motos, y que fácilmente pasaría los $us 50.000 en su precio.

Sin embargo, la máquina no pasa de ser un sueño palpable para Nogales, pues es prestada y el legítimo dueño la conoció cuando hizo su paso por La Paz. Ese factor podría ser otra limitante, pues Nogales es consciente de que debe cuidarla y el riesgo de acelerar sin control provocaría un accidente que lo afectaría no solo a él sino también a la moto.

Las limitantes económicas hicieron que el corredor boliviano también pernocte al interior del vivac (campamento) en una carpa. El ingreso de un vehículo al lugar representa un gasto de al menos $us 15.000, por lo que su padre, Simón Nogales, hermano, Jimmy Nogales, y su amigo fisioterapeuta, Gabriel Parra, pueden asistirlo, pero desde afuera.

Pese a ello, el corredor siempre ha expresado su agradecimiento a los otros representantes nacionales en esta carrera, ya que ellos le han ofrecido la ayuda en varias ocasiones.

Pese a todos los problemas, el "cochala" no deja el anhelo de culminar la competición, objetivo que implicará mucho esfuerzo por parte del corredor puesto que se vienen etapas muy duras.

Una aficionada le paga la gasolina

Poco antes de iniciar la octava etapa Uyuni–Salta, se generó un acto digno de resaltar. Y es que una fanática boliviana decidió este martes pagarle el consumo de combustible al corredor Danny Nogales, quien representa al país en la categoría motos.

 Según la nota publicada por la página Dakar Bolivia te espera, María Alejandra Huanca Burgoa divisó al piloto cochabambino que se aprestaba a recargar el carburante en una estación de servicio en Tupiza y, con un gesto muy desprendido, pagó la cuenta de Bs 62.

"Yo le pagaré su gasolina, él corre sin auspicio, páseme la cuenta", dijo la señora.

 

García Linera

"No sabíamos que Nogales corría sin apoyo"

La historia del corredor nacional Danny Nogales ha recalado en el sentimiento de los bolivianos. A tal punto, que el mismo vicepresidente Álvaro García Linera dijo ayer sentirse sorprendido por las condiciones en las que compite el cochabambino en el Dakar 2017 y señaló que para su siguiente participación en esta competencia contará con el apoyo de las autoridades. 

Pese a que el gobierno siempre encabezó las presentaciones oficiales del Dakar en Bolivia y que el presidente Evo Morales muchas veces compartió con los representantes bolivianos que participan de esta competencia, lo cierto es que la segunda autoridad del Estado argumentó que no sabía de la situación de Nogales y expresó la necesidad de "repartir de manera democrática y justa" el apoyo a los pilotos.

 "Sí, nos hemos enterado y lo que dijimos es que no puede volver a repetirse eso. (Queremos) Que todo el plantel boliviano que vaya a competir en el siguiente año tenga un apoyo de manera colectiva, para que no sea que sólo unos tengan apoyo y otros se queden con nada", manifestó.

El Vicepresidente y otras autoridades llegaron el lunes al campamento instalado en Uyuni y compartieron una cena con el equipo boliviano, ocasión que le sirvió a García Linera para conocer la historia de Nogales que optó por participar en la categoría "Marathon" de motos por distintos factores, principalmente económicos.

 "A mí me sorprendió, yo no sabía que él estaba compitiendo solo y sin apoyo, sin logística y le dijimos que esto no se puede volver a repetir. Es un héroe para llegar acá y le deseamos lo mejor para que llegue a la meta, pero para el siguiente año esta situación no puede volverse a repetir".

 

 

Comentarios - Sea el primero en comentar esta noticia.

Inicie una sesión o Regístrese para añadir un comentario