Ed. Impresa FALLECIÓ UNO DE LOS MEJORES "CENTRO HALFS" ATIGRADOS

INCHAUSTI, DE SUCRE AL TIGRE

Por Víctor Quispe Perca - La Prensa - 6/12/2013


INCHAUSTI, DE SUCRE AL TIGRE - Víctor  Quispe Perca La Prensa

INCHAUSTI, DE SUCRE AL TIGRE - Víctor Quispe Perca La Prensa

Gracias a sugerente conversación con el arquitecto Iván Aguilar, historiador y miembro del Directorio de The Strongest,  y vínculos familiares, el autor de la presente nota pudo entrevistar al notable mediocampista central, o “centro half”, sucrense que llevó los colores atigrados paceños entre 1947 y 1952, Don Ruperto Inchausti. Tan amable caballero de precisa memoria, cumplió 95 años y hace unos días dejó físicamente esta vida. Detrás de él, quedan numerosos e imborrables recuerdos.

Su fecha de nacimiento fue el 27 de marzo de 1918. Desde niño manifestó su afición al fútbol, practicándolo con amigos en la pampa de Mesa Verde, caracterizada por el manto de pasto que la cubría. Luego, lo hará en la cancha de Surapata, en torneos escolares. También intervino en competencias atléticas, al mencionado nivel. De gran agilidad, técnica y fuerza, a la edad de 14, comenzó a jugar en el también gualdinegro “Junín” de su ciudad natal. El doctor Daniel Gamarra, impulsor del deporte, fue quien lo motivó.

Querido por la hinchada, colaborador en la marca, lanzador de oportunos pases y anotador de goles de larga y media distancia, conformó la Selección de Chuquisaca en dos memorables oportunidades, siendo “Capitán”. Fue en 1942 y 1944, participando en los campeonatos nacionales de Potosí y Oruro respectivamente. En ambos, el rival chuquisaqueño fue Cochabamba, que contaba con jugadores descollantes, y Chuquisaca fue campeona.

Aquello valió para que don Ruperto fuera llamado a las selecciones bolivianas que asistieron a los sudamericanos de Chile y Argentina, de 1945 y 1946. En dichos elencos representativos, estuvo junto a históricos atigrados como el arquero Vicente Arraya, el defensor Alberto Achá y el delantero Serapio Vega, entre otros. Las temporadas  que se mencionó, cabe asimismo destacar, The Strongest fue campeón de la Asociación de Fútbol de La Paz en el torneo jugado por dos años. 

Su destacado papel en los cuadros bolivianos fue decisivo para que Martín Saavedra, diminuto y hábil mediocampista gualdinegro también seleccionado en 1945, aprovechara una visita a Sucre y lo invitara a fin de que se traslade a Chukiyawu Marka/La Paz y forme parte de la institución atigrada. Sucedió en 1947, un año después del Sudamericano efectuado en Buenos Aires. Tenía 29 años y respondió de manera afirmativa. Desde entonces, radicó, se desempeñó en su área profesional y formó hermosa familia en tierras paceñas.

Debutó un 16 de marzo, frente a Bolívar. Marcó el primer tanto del Tigre, mediante fuerte disparo bajo desde 35 metros. El clásico culminó a favor del cuadro stronguista, por siete a uno. Recordaba orgullosamente los detalles de aquella ocasión.

Tuvo por compañeros al arquero Portugal; los defensores Gallardo y Bautista; los mediocampistas Calderón y Saavedra, que iban por los flancos; y los delanteros A. Trujillo, Vega, el goleador Capparelli, Tapia y Orgaz. En el ataque, alternarían también C. Morales, Rendón y Ortiz. Varios, hay que recordar fueron convocados a la Selección boliviana aquellos años. Don Ruperto atesoraba gratas memorias de esas épocas gloriosas. Se retiró del fútbol hacia 1952, año en que el gualdinegro volvió a ser campeón paceño.

No se alejó nunca de los colores aurinegros. Colaboró a las directivas stronguistas de Antonio Asbun (1963-66) y Rafael Mendoza (1967-79). Particularmente a la primera presidencia, coadyuvando con otros miembros en las gestiones que hizo para la compra del edificio de las calles Colón y Comercio.

Contador graduado de la Universidad de San Francisco Xavier de Chuquisaca, se desempeñó en el Ministerio de Hacienda y El Diario. Particularmente, tuvo a su cargo una empresa importadora. Visionario, también elaboró propuestas de producción de trigo y quinua en Chuquisaca. Multifacético, en momentos libres, se dedicó a la música y la fotografía artística.

Don Ruperto Inchausti, parte de la historia atigrada de fines de la década de 1940 e inicios de la de 1950, así como de los años y décadas siguientes, es un referente para las nuevas generaciones. Es todo un ejemplo de persistencia, temple y generosidad a ser seguido.

 

Fuentes:

Entrevista a Don Ruperto Inchausti, 17 de abril de 2013.

El Diario, 1947.

Murguía V., Felipe, Historia del fútbol en La Paz (cronología). Homenaje al Cincuentenario de Fundación de la Asociación de Fútbol, 1914-1964, La Paz, Empresa Editora “Universo”, 1964. 

Saracho Calderón, Rodolfo, “Ruperto Inchausti: un ‘half’ de tradición stronguista”, en Semana Deportiva, Última Hora, lunes 27 de mayo-3 de junio de 1991, pp. 20-21.

La fotografía corresponde al debut en el equipo de “The Strongest”, el año 1947.