Ed. Impresa Una gran fiesta deportiva por Lino Vargas

Emoción celeste

Por Redaccion central - La Prensa - 25/03/2013


HINCHADA. Los fanáticos estuvieron presentes en Tembladerani. - Redaccion central La Prensa

HINCHADA. Los fanáticos estuvieron presentes en Tembladerani. - Redaccion central La Prensa

El kinesiólogo de la Academia fue vitoreado por la hinchada y no pudo aguantar la emoción, dejó escapar algunas lágrimas.

Emocionado y con lágrimas en los ojos, el kinesiólogo de Bolívar Lino Vargas agradeció a toda la hinchada celeste, a la dirigencia y jugadores por el partido amistoso que se jugó ayer, cuya recaudación servirá para coadyubar con los gastos que demandará su operación de cadera que se le realizará el miércoles.
El resultado fue lo menos importante ya que el objetivo era recaudar la mayor cantidad de dinero para ayudar a Vargas en su intervención quirúrgica en la Clínica Nuestra Señora de La Paz.
Uno de los momentos más emocionantes, fue cuando Lino se acercó a los hinchas para agradecerles por haber venido, rápidamente se escuchó el cántico de los fanáticos de la curva norte: "Olé, olé, olé...  Lino... Lino...". En ese  momento no aguantó más, derramó algunas lágrimas, luego junto con los jugadores de Bolívar se estrechó en un abrazo, regalaron poleras y balones a la gente que asistió al partido.
"Lino lleva más de veinte años en Bolívar y se puede decir que le ha brindado gran parte de su vida activa a está institución", dijo Walter Zuleta, dirigente de Bolívar, presente en el estadio, al igual que el presidente Guido Loayza.
El kinesiólogo recibió la suma de 11.625 bolivianos que fue lo recaudado ayer en el encuentro. "Quiero agradecer a los jugadores, al técnico Miguel Portugal, a todos los personeros de Baisa, a la hinchada por la ayuda recibida", dijo Vargas, quien contó la sensación que vivía en ese momento especial para él y su familia. "Bolívar es una familia y cuando uno lo hace bien la gente te quiere", agregó Vargas.
Al mismo tiempo, admitió que recibió llamadas desde México, Argentina, España para brindarle  su apoyo. Los celestes no tendrán a Vargas entre cinco a seis meses, que es lo que demanda la recuperación de una operación de artrosis de cadera. "Lino es un amigo antes que cualquier cosa, siempre nos regala su buen humor y nosotros los jugadores estamos agradecidos con él, es un gran profesional", dijo el volante Wálter Flores. Finalmente la fiesta se trasladó al estacionamiento del estadio Simón Bolívar, donde varios hinchas esperaban el autografo de sus ídolos, mientras que Vargas se marchaba con su familia a la espera de dicha operación. Fue el corolario de una jornada  diferente en Tembladerani.

11.625 bolivianos recibió Lino Vargas, monto que  se recaudó de la venta de entradas de ayer.

"Agradecido a toda la gente que vino por Lino Vargas, que es un bolivarista más, esperemos que se recupere lo antes posible"

William Ferreira / DELANTERO DE BOLÍVAR