Pasar al contenido principal
Ulises Cabrera

Estrenan en La Paz la Sinfonía Nº 1 de Alberto Villalpando

La  Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) de La Paz  estrena mañana  la “Sinfonía Nº 1, líneas sonoras del altiplano”, una obra del compositor Alberto Villalpando.  Esta pieza fue escrita en tres tiempos y dura aproximadamente 24 minutos.

El maestro, ganador de varios premios y galardones,  en una entrevista, afirmó que su obra responde a una intensa búsqueda sobre la sonoridad de la geografía.

Villalpando compuso la Sinfonía Nº 1 en 2008, pero por diversas circunstancias la estrenará 11 años después en el Centro Sinfónico con la dirección de Ramiro Soriano.

Asimismo, “Sinfonía Nº 2. En el aire de navegación de las montañas”, la segunda parte de la obra,  fue estrenada en agosto del año pasado también con la OSN.  

Soriano, al referirse a la obra, afirma que son impresiones de Villalpando sobre el paisaje altiplánico y que está cargada de características propias de su compositor.

“Son piezas con bastantes elementos sonoros que aparecen y desaparecen, con intensidades y silencios”, agregó Villalpando.

Búsqueda de sonido

Villalpando es considerado el máximo exponente de la música contemporánea de Bolivia. Dice que sus composiciones son el resultado de una  ardua investigación que inició en su niñez en Potosí y que son obras que intentan representar a los sonidos que evocan las montañas, el altiplano, la tierra y otros elementos de la naturaleza.  

Su propuesta destacó por décadas en la escena musical nacional e internacional. Más de un centenar de sus piezas se estrenaron en distintos lugares de Bolivia y también en: Venezuela, Argentina, Colombia, España, Brasil, México, Estados Unidos, Cuba, Costa Rica y Alemania.

Ha escrito una ópera y compuso música para películas nacionales como “Ukamau”, “Llawar Mallku”, “Mina Alaska”, “La gran herencia”, “Mi socio”, entre otras.

A la fecha el reciente doctor, aunque prefiere que lo llamen maestro, es docente de armonía moderna y contrapunto en la Universidad Mayor de San Simón. Recientemente concluyó una composición para un trío de La Paz, piano, violonchelo y clarinete, que se estrenará a mediados de noviembre.

Los escenarios

Villalpando admite que Cochabamba es el único lugar donde durante 15 años se desarrolla un festival de música contemporánea. La versión de este año arranca este domingo en el teatro José María Achá.

Hasta hace algunos años,  en Santa Cruz se realizó el Encuentro de Música Nueva. El maestro dice que estos espacios son donde se estrenan obras de compositores bolivianos y donde tienen mayor relevancia. “El propósito es que los jóvenes se acerquen a esta música contemporánea y la vivan”.

Para Villalpando, la propuesta contemporánea crece tanto en intérpretes, oyentes y compositores, pero aún no es suficiente por varios aspectos como la organización y espacios.

Las orquestas continúan interpretando obras de Beethoven, Chopin, entre otros máximos exponentes de la música clásica, pero muy pocos incluyen piezas de compositores nacionales , ¿cuál es la razón de esta situación?

“Es complicado el panorama en general. Hay muchas orquestas que se forman, pero no incluyen en su repertorio obras de música contemporánea y asumo que es de orden comercial. Difícilmente puede competir el anuncio de la obra de un ilustre compositor latinoamericano con alguna pieza de Beethoven. Porque dirán nadie lo conoce, no atrae público”, manifiesta el compositor.

Las jornadas de música contemporánea cambian en algo este panorama.

 

"La Sinfonía Nº 1 y Nº 2 son piezas con bastantes elementos sonoros que aparecen y desaparecen con intensidades y silencios". Alberto Villalpando. Compositor.

En Portada