Pasar al contenido principal
Imagen

Sobre su libro “Democracia”

Cuerpo

La nueva publicación de Carlos Mesa titulada “Bolivia 1982-2006 Democracia” está dirigida a  todos los lectores posibles de cualquier edad (entendiendo esto desde los 15 a los 90 años).

Su objetivo es difundir una historia analítica del proceso democrático 1982-2006, “con el propósito de demostrar que fue uno de los momentos más importantes de nuestra historia, sin el que es imposible comprender el desarrollo del proceso iniciado en 2006”, indica el autor en entrevista con Los Tiempos.

Esta producción literaria permite un acercamiento/interés casi olvidado de los jóvenes a la historia, a través de un relato dinámico y entretenido, un análisis a la vez profundo y razonado de los hechos, los móviles que los explican y el balance entre sus luces y sombras.

Contiene, además, un exhaustivo cuerpo de notas que explican vidas de personajes, su contexto, referencias a partidos políticos y a organizaciones sociales que ayudan, para quien no vivió a esa etapa, a situarse en el espacio y en el tiempo.

El autor indica que “la historia debe basarse en el uso de fuentes primarias, a través de documentos escritos, orales o audiovisuales, debe ceñirse en lo posible a los hechos tal y como ocurrieron. A partir de esa base, la visión subjetiva, la interpretación y el posicionamiento ideológico son inevitables, siempre que esté clara la diferencia entre la narración de los hechos y su interpretación”; y en cuanto se trate de historiadores serios y bien documentados, permitirá comprender un pasado que es imprescindible para la lectura del presente y la proyección del futuro.

 Carlos Mesa ha recibido la influencia en Bolivia de sus padres José de Mesa y Teresa Gisbert, de Humberto Vázquez Machicado, Enrique Finot, José Luis Roca, Josep Barnadas y Alfonso Crespo, para mencionar algunos nombres relevantes, que le permitieron tratar la historia, vivirla y alimentarla con la coherencia y la seriedad que la humanidad requiere para constituir una democracia real.

Para escribir este libro, Carlos Mesa se dio cuenta de su doble carácter de historiador y protagonista del periodo 1982-2006, esto, le permitió una aproximación muy particular al proceso; como él mismo indica en su libro, “me obligaban a hacer un balance en el que se combinara el rigor, el análisis sereno y honesto intelectualmente”, indicó.

En Portada