Pasar al contenido principal

Hallan diente de dinosaurio carnívoro en Cochabamba

(*) Ricardo Céspedes P.

Como el comienzo de la película animada “Caminando entre dinosaurios” (BBC - 20 Century Fox, año 2013), dirigida por Barry Cook y Neil Nightingale, un paleontólogo lleva a sus sobrinos a un recorrido, les muestra un diente de un gran dinosaurio carnívoro y uno de los  muchachos observa el diente, incrédulo de la importancia del hallazgo, y en ese momento se observa a un cuervo que se trasforma en una ave primitiva del Cretácico (de 68 millones de años) y comienza a relatar un cuento animado de este hallazgo. Esta escena muestra que un descubrimiento que para muchos es insignificante, pero para los científicos paleontólogos puede recrear una gran historia de la vida pasada hace millones de años.

Es así que algunos días atrás, durante una visita que realizamos para ver las pisadas de Dinosaurios en Pajcha Pata (Cochabamba), acompañado de Stephane Knoll, Eliana Lizárraga, Vicente Céspedes y Lucas Sancho, recorriendo algunos estratos costeños de la Formación El Molino de hace 70 millones de años, nos sorprendimos al encontrar un gran diente de dinosaurio bien conservado. Entre todos nos pasamos el suficiente tiempo para extraer el bloque de roca con el diente y llevarlo al laboratorio del Museo d’Orbigny para su limpieza.

Al extraerlo de la roca, el ejemplar conservaba perfectamente el acerrado dentario típico de los dinosaurios carnívoros, se trataba de un diente superior izquierdo cercano al hocico de un gigantesco dinosaurio, probablemente perteneciente al grupo de los Abelisáuridos, cuyos restos se hallaron bastante completos en la Argentina. Por el tamaño del diente, el cráneo llegaría a medir alrededor de 80 a 100 cm, un ejemplar realmente poderoso.

El grupo de los Abelisáuridos corresponde a los terópodos del cretácico superior de Sudamérica, tenía el andar bípedo (en dos patas), cuerpo grueso y fuerte, con las patas delanteras mucho más pequeñas, fueron los depredadores más colosales y exitosos de esos tiempos. Se hallaron esqueletos en la Argentina de varias especies como el Abelisaurus comahuensis —al cual parece pertenecer el diente hallado en Cochabamba— con más de 10 metros de largo, así como el Gigantosaurus carolinii con más de 16 metros (más largo que el tiranosaurio de Norte América), el Carnotaurus sastrei con 10 metros, conocido por sus cornamentas y sus varias reproducciones actuales en los parques de Torotoro y Sucre.

El diente permite relacionar varias huellas de Abelisáuridos hallados en distintas regiones de Bolivia, a pesar de que sean muy escasas. Las mejores que registramos fueron en el Sinclinal de Maragua, en una campaña relanzada en 1994 junto al Dr. Mario Suárez del  Museo de Historia Natural de Santa Cruz y el Dr. Christian de Muizon del Museo Nacional de Historia de París, Francia. Sin embargo, otro grupo importante de pisadas relacionadas con Abelisaurios se encuentra al oeste de la ciudadela precolombina de Llama Chaqui en Toro Toro, aunque son más pequeñas.

El diente de Pajcha Pata y las huellas de estos Abelisáuridos son evidencias de las distintas rutas migratorias que utilizaron estos grandiosos reptiles extintos, dejando sus pisadas distribuidas en casi toda Bolivia. Para concluir citamos el mensaje final de la película “Oye tú, joven. Te dije que todo fósil cuenta una historia. Ven a verme al museo, yo tengo mi propia vitrina” (Caminando entre Dinosaurios, 2013). 

 

Dinosaurios en regiones bolivianas

4_c_4_ricardo_cespedes.jpg

Durante este periodo, lo que es hoy el altiplano y los valles interandinos de Bolivia se encontraba ocupado por un mar somero que constantemente sus aguas transgredía
Archivo Museo d’Orbigny

En Bolivia los afloramientos de estratos del Cretácico Superior se encuentran representadas en la región andina como la Formación El Molino, de 73 a 65 millones de años, en su mayoría contenedores de huellas fósiles de dinosaurios de distintas especies son muy raros los hallazgos de restos óseos.

Durante este periodo, lo que es hoy el altiplano y los valles interandinos de Bolivia se encontraba ocupado por un mar somero que constantemente sus aguas transgredía y regredía desde el norte, se formaban albuferas y grandes lagunas en cuyas zonas fangosas pisaban los dinosaurios dejando miles de huellas (Torotoro, Calorcko, Pajchapata y otras). La región costeña y continental durante el Cretácico se encontraba en la actual región tropical de Carrasco (Cochabamba), la región de Amboró y sudeste de Santa Cruz, presentes en la denominada Formación Cajones, en estos estratos aparecieron los primeros huesos completos y parciales de Dinosaurios. Se trata de la parte distal de un fémur de saurópodo (Saltasaurus sp.), húmero derecho completo sin determinar, aunque también se registro parte de una tibia de saurópodo hallada en Torotoro.

Los reportes más importantes de hallazgos de restos de esqueletos de dinosaurios corresponden a la Argentina, que posee varios afloramientos sedimentarios propicios para la conservación de los huesos y un excelente plantel científico de paleontólogos que permite las investigaciones constantes sobre estos importantes animales extintos, además cuentan con financiamientos proporcionados por el Estado mediante el Consejo Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicet), que lamentablemente no existe en nuestro país.

 

5_c_4_ricardo_cespedes.jpg

Los dinosaurios, aunque corresponden al suborden de los reptiles, poseían gran diversidad de posturas desde las cuadrúpedas hasta las bípedas.
Archivo Museo d’Orbigny

El pasado

Los dinosaurios fueron desconocidos para la ciencia hasta el siglo XIX y el suborden Dinosauria (lagarto terrible) fue descrito por primera vez en 1841 por el anatomista inglés Sir Richard Owen del Museo Británico de Historia Natural, quien al observar los restos de un gigantesco reptil determinó el suborden Dinosauria, un nuevo hallazgo para la ciencia y diferente de cualquier otro animal conocido.

Entre los animales extintos del grupo de los Archosaurios (reptiles primitivos) están los tecodóntidos (reptiles marinos), los pterosaurios (reptiles voladores) y los dinosaurios, cuyos únicos sobrevivientes lejanos son las actuales aves, pero también se incluye al único sobreviviente, el cocodrilo. Estos son considerados fósiles guías de la Era Mesozoica o Secundaria (252 a 65 millones de años), la que se encuentra dividida en los periodos Triásico, Jurásico y Cretácico.

Los dinosaurios, aunque corresponden al suborden de los reptiles, poseían gran diversidad de posturas desde las cuadrúpedas hasta las bípedas, así como variadas formas de gráciles a robustas de distintos tamaños, desde 45 cm y 1,5 kilos hasta gigantescas moles de 38 metros y 50 toneladas de peso. Hay que subrayar que los dinosaurios poseen diferencias anatómicas sustanciales, así como la forma de los huesos de las caderas, además que los reptiles saurischia tenían una gran variedad de formas y tamaños, unos con hábitos herbívoros y otros carnívoros, mientras que otros se relacionan con las aves ornithischia que fueron exclusivamente herbívoras.

Los dinosaurios habitaron la Tierra en varios nichos ecológicos, durante aproximadamente 135 millones de años, por esta razón fueron testigos de varios cambios como la separación de los continentes (derivas de continentales). Antes del Triásico, solamente habían dos continentes: Laurasia al norte y Gondwana al sur, posteriormente durante el Jurásico y Cretácico, los movimientos tectónicos separaron estas tierras formando varios continentes en el Norte y del Sur aislando también a las especies de dinosaurios en cada una de estas masas continentales, lo que dio lugar a evoluciones paralelas de dinosaurios y muchas de ellas convergentes que cumplían las mismas funciones, pero de diferentes especies.

De estas evoluciones paralelas tenemos a los grandes dinosaurios carnívoros que estaban al norte (actual norte América), como es el caso de los Tyrannosauridae, la especie más conocida el Tyrannosaurus rex, con 12 metros de largo y 6 toneladas de peso. En la actual Sudamérica, estaban los Abelisauridae, con la especie más grande el Gigantosaurius carolinii, con 16 metros de largo y 9 toneladas de peso, ambos terópodos de aspectos muy similares, pero de familias distintas. Caso análogo se presenta en los dinosaurios herbívoros como los gigantescos Saurópodo Brachiosauridae como Brachiosaurus altithorax de Norte América con 27 metros de largo y 67 toneladas de peso, mientras que al sur los Titanosauridios como el Argentinosaurus huinculensis con 40 metros de largo y más de 90 toneladas de peso.

Los nuevos hallazgos de dinosaurios en el mundo revelan cada año impactantes características, como la presencia de pseudoplumas en varias especies, el rápido crecimiento de los crías, especialmente de los saurópodos que salían de huevos de 35 cm y podían llegar fácilmente en dos semanas a más de 2 metros de alto o a la gigantotermia ocasionada por su enorme tamaño que permitió conservar el calor corporal durante más tiempo (día-noche), la sangre caliente en algunos de estos enormes animales. También se evidenció la distribución en varios nichos ecológicos y las extensas migraciones, debido a los cambios climáticos producidos durante esas épocas.

Hace 65 millones de años, se extinguen a consecuencia de una de las más grandes catástrofes siderales causada por el impacto de una gigantesco meteorito el Chicxulub de aproximadamente 20 kilómetros de diámetro (3,137, 200 toneladas) en la península de Yucatán (México), esta colisión también trae como consecuencia grandes movimientos tectónicos que activan las fallas geológicas que cambian rápidamente la fisonomía continental de la Tierra.

Archivo Museo d’Orbigny

 

diente.jpg

Hallan el diente superior izquierdo de un gigantesco dinosaurio carnívoro probablemente perteneciente al grupo de los Abelisáuridos.
Archivo Museo d’Orbigny

(*) El autor es director del Museo de Historia Natural “Alcide d’Orbigny”

En Portada

  • Hallan a 1 de 3 bolivianos vivo en mina que tiene 4 observaciones
    Agencias y La Tercera Después de una búsqueda de 37 horas el boliviano Leonardo Condori Huarina (64) fue rescatado con vida en la mina San José, Distrito 8, de Tocopilla, ésta tenía observaciones. Dennis Veizaga Soto (20) falleció y su padre, Salomón Veizaga Delgadillo (45), está desaparecido,...
  • Sobreproducción de mandarina lleva a pedir mercados externos
    Con el frío llegan los frutos cítricos de la temporada. Camiones de mandarina predominan en el mercado campesino. La gran cantidad de producción genera que 100 unidades se rematen a 12 y 18 bolivianos. Los productores piden mercados de exportación, pues este año se tiene sobreproducción y la...
  • Intervienen aeropuertos de Beni tras la captura de piloto
    El Gobierno intervino ayer los aeropuertos de Trinidad y de Santa Ana de Yacuma, en Beni, para ejecutar un operativo antinarcóticos con fuerzas combinadas del Ejército, la Fuerza Aérea, la Policía, la Fiscalía y la DGAC, bajo la dirección de los ministerios de Defensa, Gobierno y Justicia.   En...
  • Trabajadores de Sabsa en emergencia dan plazo hasta lunes
    Al menos 230 trabajadores del Servicio de Aeropuertos de Bolivia (Sabsa) de Cochabamba continúan en estado de emergencia y esperarán hasta el lunes al mediodía para asumir más medidas de protesta en caso de no tener respuesta, informó el dirigente cochabambino, Boris Terceros. Los trabajadores...
  • Dellien: “El sacrificio y esfuerzo llevan a consolidar los sueños”
    El tenista Hugo Dellien, con un gran presente en el tenis internacional, aseguró ayer que todo sacrificio tiene su recompensa, un mensaje que va dirigido principalmente a los niños y jóvenes que apuestan por el deporte. La raqueta número de Bolivia llegó gracias a Imcruz, que permitió el...