Pasar al contenido principal
EL PAÍS

Muere Joël Robuchon, la estrella de la cocina francesa

Con la muerte del chef Joël Robuchon a los 73 años, la gastronomía francesa ha sufrido su segundo gran golpe en apenas unos meses, tras el fallecimiento, en enero del creador de la nouvelle cuisine Paul Bocuse.

Francia llora ahora a su cocinero del siglo, el hombre que revolucionó la alta cocina francesa y que logró un récord absoluto de estrellas Michelin, 32, a lo largo de su extensa carrera. Un duelo al que se han sumado muchos cocineros de todo el planeta y, especialmente, de España, país en el que Robuchon encontró una inspiración constante. La gastronomía mundial vuelve a estar de luto.

Pese a su enfermedad, un cáncer de páncreas contra al que se enfrentaba desde hace un año con gran discreción hasta dar por finalizada la batalla ayer en su domicilio en Ginebra, Suiza, Robuchon se mantuvo activo casi hasta el final.  Y ahora sus 32 estrellas brillarán como el  fulgor en la constelación de la gastronomía mundial.

Para uno de sus últimos proyectos había llamado a la española Carme Ruscalleda, con quien proyectó un restaurante efímero durante el verano en el hotel Montecarlo de la misma ciudad, donde tenía un restaurante a su nombre. La catalana, la mujer con más estrellas Michelin del mundo, saludó el “legado internacional e inmortal” de un “gran maestro y artista internacional” en sus redes sociales.

“Era un hombre sumamente disciplinado, riguroso y rígido en el trabajo, por eso tenía esa áurea de perfeccionista, de platos que eran absolutamente milimetrados y perfectos”, recordaba el también cocinero español prestigioso Pedro Subijana, quien dirige el restaurante Akelarre en San Sebastián, España.

Breve biografía

Nacido el 7 de abril de 1945 en Poitiers, en el seno de una familia modesta y profundamente católica, su primera vocación fue la Iglesia. A los 12 años, ingresó en el seminario con la idea de convertirse en cura. El negro acabaría siendo una de sus señas de identidad —una de sus revoluciones fue cambiar el uniforme blanco de los chefs por uno negro—, pero no el de la sotana, como había planificado su familia. Ayudando a las monjas a preparar las comidas de los seminaristas se dio cuenta de su verdadera pasión.

A los 15, empezó un aprendizaje en las cocinas que en pocos años le permitieron conquistar las máximas cumbres de la gastronomía francesa e internacional. En 1976, fue nombrado Meilleur Ouvrier de France, un título que sólo ostentan algunos de los mejores cocineros de Francia. Una década más tarde, en 1987, fue coronado “chef del año” y, en 1990, “cocinero del siglo”. Con nada menos que 32 en sus diversos restaurantes, Robuchon era además el chef con más estrellas Michelin del mundo. Su participación en algunos de los programas de cocina más populares de la televisión francesa (e internacional) le hicieron también un personaje reconocido y querido en los hogares franceses. “Gracias por tantos años de trabajo incansable y amor por la cocina”, le lloraba en sus redes el tres estrellas Michelin y televisivo cocinero Jordi Cruz.

El presidente francés Emmanuel Macron lamentó la muerte de quien “simbolizaba una forma de vivir, la exigencia del trabajo bien hecho y la riqueza de las tradiciones” de Francia. Su chef en el Elíseo y también uno de los cocineros más reputados del país, Guillaume Gomez, recordó a un cocinero “inmenso” y “riguroso”, el “mayor técnico que ha conocido la cocina francesa”.

Creador de platos delicados como la tarta de trufas, la crema de coliflor al caviar o los raviolis de langostinos, paradójicamente lo que más fama internacional le dio fue su puré de patata, un “icono de los años 80”, según Le Figaro, al que The New York Times llegó a dedicar páginas enteras. “Una locura”, se reía con El País décadas más tarde.

 

DEDICATORIAS

Emmanuel Macron, presidente de la República Francesa, publicó: “Joël Robuchon nos ha dejado, pero sus 32 estrellas Michelin brillan con fulgor en la constelación de la gastronomía mundial. Su nombre y su estilo encarnan la cocina francesa en el mundo entero y simbolizan un arte de vivir, una exigencia del trabajo bien hecho, iluminando la riqueza de nuestras tradiciones culinarias y culturales”.

Anne Hidalgo, alcaldesa de París, declaró: “Era un visionario, un genio. Deja una herencia inmensa en París, en Francia y en la gastronomía internacional”.

En Portada

  • Argentina respira tras vencer a Catar
    Argentina se metió en los cuartos de final de la Copa América 2019, con un triunfo (2-0) ante Catar, ayer, en Porto Alegre, en la última fecha del Grupo B, en el que no precisó de las genialidades de Lionel Messi para mantenerse en carrera. Lautaro Martínez y Sergio Agüero, a los 4’PT y 37’ST,...
  • La doble vía Ichilo-Ivirgarzama acorta hasta 50% el tiempo de viaje
    Recorrer en vehículo los 63 kilómetros de la carretera Ichilo-Ivirgarzama (en el trópico cochabambino) ahora es más cómodo y rápido. Esta doble vía, concluida y entregada en mayo de 2019, reduce en 50 por ciento el tiempo de viaje por este tramo que forma parte de la carretera Cochabamba-Santa...
  • Lloran al fallecido y el Gobierno refuerza a la Policía en los Yungas
    Más de 20 delegaciones de las tres provincias de los Yungas llegaron ayer a Trinidad Pampa, en Coripata, para velar el cuerpo de Miguel Coico, el joven que murió por ataque de arma blanca el sábado pasado por motivos que aún se investigan. El Gobierno reforzó la presencia policial en esa región...
  • Soyeros amenazan con retirar el grano almacenado
    Ante el fracaso del diálogo entre los productores de soya y los representantes de las industrias oleaginosas, respecto a la búsqueda de un precio justo para este grano, los agricultores determinaron retirar a partir de hoy la soya que se encuentra almacenada en las industrias e iniciar los...
  • Diez alimentos y consejos para reforzar las defensas
    Una alimentación equilibrada, actividad física regular y tener hábitos de vida saludable son acciones que ayudan a fortalecer las defensas del organismo de forma natural y facilitan el correcto funcionamiento del sistema inmunológico. Así, uno es menos propenso a enfermar, señalan dos...