Pasar al contenido principal
EFE

San Sebastián. La Concha de oro vuela a una favela de Río de Janeiro

La brasileña “Pacificado”, un filme nacido de una larga colaboración y convivencia entre su director Paxton Winters y los habitantes de la favela brasileña Morro dos Prazeres, se llevó la Concha de Oro, el premio principal de la 67 edición del Festival de Cine de San Sebastián.

Rodada en medio de tiroteos y explosiones reales a diario, la película ganadora de la Concha de Oro —primera para Brasil— sumó otros dos galardones: la Concha de Plata al mejor actor para Bukassa Kabengele y el premio a la mejor fotografía.

El cine español también salió triunfante esta noche del Palacio del Kursaal con cuatro premios para “La trinchera infinita”, incluida mejor dirección, y con Greta Fernández coronada como mejor actriz, ex aequo con la alemana Nina Hoss.

“Pacificado”, producida por Darren Aronofsky, propone una reflexión sobre lo difícil que es escapar del círculo de la violencia en un entorno marginal como la favela.

Winters dedicó el premio a los residentes de la favela, en la que ha vivido durante los últimos ocho años. “Ellos me enseñaron lo que es una verdadera comunidad”, aseguró. Y a continuación realizó una breve videollamada en directo con sus vecinos.

El trío vasco formado por Aitor Arregi, Jon Garaño y Josemari Goenaga conquistó la Concha de Plata a la mejor dirección con “La trinchera infinita”, además del premio al mejor guion, el Fipresci de la crítica y el de cine vasco.

En su tercer largometraje de ficción, recuperan la terrible historia de los “topos” de la Guerra Civil y el franquismo, personas que se mantuvieron escondidas durante años, e incluso décadas, por miedo a las represalias.

La español Greta Fernández logró la Concha de Plata a la mejor actriz por “La hija de un ladrón”, opera prima de Belén Funes, un premio concedido ex aequo a la alemana Nina Hoss por “The Audition”.

Fernández compone un retrato natural de una mujer a la vez frágil y fuerte, una madre joven y soltera que tiene que luchar contra las duras condiciones que le ha tocado vivir y a la vez con una relación tóxica con su padre (Eduard Fernández, también su padre real).

En cuanto a Hoss, ofrece un sinfín de registros en su personaje de una profesora de violín inestable y torturada que se empeña en infundir la cultura del esfuerzo a uno de sus alumnos en el segundo filme de Ina Weisse.

El Premio Especial del Jurado recayó en “Próxima”, un filme de Alice Winocour protagonizado por Eva Green que cuenta, sin grandilocuencia, cómo una astronauta de la Agencia Espacial Europea trata de compaginar su sacrificado trabajo con la maternidad.

El jurado presidido por el cineasta irlandés Neil Jordan destacó la “ambición estética” de este drama espacial que es al mismo tiempo una exploración de la maternidad.

El palmarés se desveló hoy en una gala celebrada en el Palacio Kursaal, presentada por Natalia de Molina y Edurne Ormazábal y que tuvo algún momento reivindicativo.

La distribuidora del filme de Ken Loach “Sorry We Missed You”, que recogió el Premio del público europeo en su nombre, leyó unas palabras del director británico en las que expresaba su apoyo a los trabajadores que sufren situaciones de precariedad.

 

El trío vasco formado por Aitor Arregi, Jon Garaño y Josemari Goenaga conquistó la Concha de Plata a la mejor dirección con “La trinchera infinita”

 

"La actriz argentina Mercedes Morán, que recogió un premio para el documental ‘La ola verde’, de Juan Solanas, pidió que el aborto sea ley”

En Portada