Pasar al contenido principal
EFE

Llega a salas la nueva película de Quentin Tarantino, “Había una vez en... Hollywood”

“Había una vez en... Hollywood” es un cuento, como su propio nombre indica, y, a la vez, un juego en el que el espectador debe olvidar lo que sabe de la América hippie y de lo que hizo Charles Manson para saborear sin pestañear la historia de amistad y amor por el cine de Rick Dalton (Leo DiCaprio) y Cliff Booth (Brad Pitt).

Situada en Los Ángeles en 1969, Quentin Tarantino ha dedicado cinco años a escribir un guion que contiene muchos recuerdos personales, porque son los años de su formación, cuando la industria de Hollywood, las estrellas y el propio país, con la guerra de Vietnam en pleno apogeo, experimentaban un momento de cambio profundo.

Hace sólo unos días, en la presentación de la cinta en Moscú, Tarantino insistía en que le queda por hacer una última película, “un enorme superfilme que englobe la lógica” de toda su obra antes de retirarse y hacer teatro, y otras cosas.

Pero “Había una vez en... Hollywood” ya es un testamento, una especie de declaración de intenciones amable, mucho menos sangrienta que otras películas del estadounidense (Knoxville, 1963) donde se reúnen muchos de los “leit motiv” de este autor.

Tarantino cuenta su penúltimo cuento

La cinta es un homenaje al antiguo modo de hacer cine, al spaguetti-western y a Sergio Leone; a las viejas glorias del cine y a una forma de vida que, desde los años 70, finiquitado ya el mundo hippie, no ha hecho más que empeorar.

Aquí, Tarantino relaja su impronta violenta -aunque mantiene el humor negro- para centrarse en los personajes y desbordarse en nostalgia cinéfila con constantes guiños que devuelven a la vida a Steve McQueen y a Bruce Lee, los westerns de Sergio Corbucci, las series “Bonanza” o “The Lone Ranger”, o las excesivas fiestas en la mansión Playboy.

“Esta es una película única dentro de la filmografía de Quentin, y es la más emotiva”, considera el productor David Heyman, en las notas de producción de la película. “De alguna forma mira al pasado, a lo que le ha influido y a las películas que ama, al periodo en el que creció y lo que le hizo ser quien es. Es una carta de amor a un Hollywood que ya no existe”, afirma.

El propio Tarantino concede que la cinta sigue a los personajes mientras se mueven por Los Ángeles, “cada uno de sus días, hasta que llega un momento crítico”, apunta el director de “Pulp Fiction”, quien pidió en la proyección en Cannes que no se desvelara el clímax final para que todo el mundo pudiera disfrutarlo; otro clásico, ya lo hizo antes Alfred Hitchock con el estreno de “Psycho”.

Dalton era una estrella de la televisión en los 50 y 60 que ya no logra buenos papeles. El que era su doble de acción, Booth, es ahora su chófer y asistente y, probablemente, su único amigo.

Conserva su chalet de lujo en Beverly Hills, donde tiene de vecinos a Roman Polanski (Rafal Zawierucha), director de moda tras la aclamada “La semilla del diablo”, y a su mujer, Sharon Tate (Margot Robbie), pero empieza a pensar seriamente en marchar a Europa y meterse en la industria del spaghetti-western, como le sugiere su representante, un espectacular Al Pacino.

Esa es otra de las señas de identidad del cine tarantiniano -meter actorazos de primera línea en papeles pequeñitos-, o ese otro modo de homenaje que consiste en recuperar actores y actrices como Bruce Dern, Kurt Russell, Michael Madsen, o Zoë Bell, que ya estuvieron con él en “Death Proof”, “Kill Bill”, “Django unchained” o “The Hateful Eight”.

 

TARANTINO HARÁ UNA MINISERIE DEL FILME PARA NETFLIX

Quentin Tarantino anunció en pasados días que prepara una versión extendida de “Había una vez en... Hollywood”, que se estrenará en formato de miniserie de cuatro entregas para Netflix, con duración de una hora cada una.

En Portada

  • Quemas ilegales, hechos fortuitos y descontrol causan los incendios
    Los incendios forestales en cinco municipios de la Chiquitanía, que bordean las 500 mil hectáreas de bosque, han sido provocados, en un 97 por ciento, por quemas ilegales. Pero dentro de las causas también figuran hechos fortuitos atribuibles a la sequía, así como la política gubernamental de...
  • La guerra comercial China-EEUU extiende factura a la soya y minerales bolivianos
    La guerra comercial China-Estados Unidos ya pasa factura a los productos bolivianos: cuatro minerales importantes para la economía nacional (estaño, zinc, plomo y antimonio) bajaron de precio, en algunos casos, hasta en 20 por ciento; entre los alimentos, la soya  se depreció en algo más de 17...
  • Gobierno y empresarios buscan producir etanol con 25% de mezcla
    Pese a los inconvenientes generados por limitaciones logísticas, el sector privado y el Gobierno nacional mantienen sus esperanzas en el proyecto etanol, pues aspiran a incrementar la producción del aditivo proveniente de la caña para elevar la mezcla de 12 a 25 por ciento en los próximos años...
  • Santa Cruz, Beni, Pando y Potosí no van al paro del 21F
    LOS TIEMPOS y AGENCIAS El Comité Cívico Pro Santa Cruz determinó suspender el paro en defensa de la democracia previsto para mañana miércoles, debido a los incendios que afectan gran parte de este departamento, con lo que suman cuatro regiones que no acatarán esta medida de presión, pues Beni,...
  • Fernández y Páez se suman a la lista de candidatos para dirigir a la Verde
    A medida que pasan los días, la lista de posibles candidatos para dirigir la selección nacional crece. Ayer, dos nuevos nombres se unieron a los que ya se filtraron últimamente: Luis Fernández y Richard Páez, según dio a conocer una fuente allegada  la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). No...