Pasar al contenido principal
Cindy Soliz Villegas

“Esperar en el lago”, una historia de amor en plena dictadura de Banzer

Marco Antonio, un exiliado político en Argentina, recibe una carta de su amigo Epifanio que lo invita a volver a su país. Esta situación hace que lo asalten los recuerdos de Valentina, un viejo amor que dejó. A pesar de sus miedos y de sus problemas de salud, retorna a Bolivia. Sus sueños con Valentina y los recuerdos de sus días en prisión se hacen cada vez más presentes, como visiones que rememora en carne propia. Durante su viaje conoce a Agustina, quien suaviza el dolor. Pero Marco Antonio sufre un infarto y no puede llegar a la isla.

Esa es la trama de “Esperar en el lago”, dirigida y escrita por el cineasta Okie Cárdenas, una coproducción boliviana - argentina que tiene como fondo una historia de amor y de reencuentro mientras se desarrolla la fuga de presos políticos de la Isla Coati o de la Luna (lago Titicaca) durante la dictadura del general Hugo Banzer en 1972.

El filme, que cuenta con el apoyo económico de Ibermedia, inició el rodaje a principios de este mes en Totora, Arani, Sacaba y Vacas. Posteriormente, la producción se trasladará a La Paz para grabar en los alrededores de Tiquina y la Isla de Coati del lago Titicaca.

Durante la conferencia de prensa y presentación del proyecto cinematográfico -el miércoles en el hall de la Gobernación- Cárdenas manifestó que la cinta tiene el objetivo de “recuperar la memoria histórica del país, contando una historia de amor, y mostrar los paisajes de Bolivia”.

Además, estuvieron presentes los actores Raúl “Pitín” Gómez, Hugo Francisquini, Elías Serrano, Edwin Morales y Victoria Ric.

La producción

Según el cronograma de la producción, está previsto que el  rodaje culmine a finales de este mes. Mientras que la posproducción se realizará hasta el mes de noviembre.

Acerca  del estreno de la película, se prevé presentarla a nivel nacional a finales de 2019 o a principios de 2020. La obra cinematográfica también será proyectada en Argentina.

Una vez concluida el filme, la Gobernación de Cochabamba apoyará esta producción en la parte de difusión y socialización para, según  Uvaldo Romero, director de Culturas y Turismo, “consumir lo nuestro  y reconocer el esfuerzo de productores y actores bolivianos y argentinos”.

Un evento histórico (1972)

Era Todos Santos y la gente había llegado a Coati o Isla de la Luna, en sus embarcaciones, para ver un partido de fútbol, pero, en cambio, presenció los incidentes de una masiva fuga de 72 detenidos políticos del régimen. El Gobierno dictatorial del general Hugo Banzer Suárez habilitó, nuevamente, la isla como una cárcel, pero con muros de agua, ya que estaba en medio del lago Titicaca.

En cuestión de segundos, los reclusos se adueñaron de la situación, hicieron prisioneros a los policías, los encerraron en las celdas y se apoderaron de las armas. Habían tomado la isla. Explotó un explicable júbilo. El gobernador del penal, el coronel Guillermo Burgoa, y su 21 subordinados ahora estaban tras las rejas, como si el mundo, en apenas unos minutos, hubiera dado un giro de 180 grados, un vuelco.

En Portada