Pasar al contenido principal
Imagen

“El Cascanueces y los 4 reinos”: Una secuela del cuento clásico

Cuerpo

Gaspar Zimerman

Quienes esperen encontrarse con el cuento de E.T.A. Hoffmann, deben saber que “El Cascanueces y los cuatro reinos” sólo está basada en algunos personajes del relato original y de la adaptación de Alejandro Dumas a partir de la cual Marius Petipa y Lev Ivanov crearon el ballet. En realidad, esta película funciona como una secuela de la clásica historia.

En un nuevo capítulo de la inquebrantable alianza entre Disney y los huérfanos, aquí María Stahlbaum, la niña heroína de Hoffmann, acaba de morir, pero dejó en este mundo a tres hijos. La que asume el protagonismo es su hija del medio, Clara. Es Navidad, y el padre de los chicos les da lo que su madre les dejó como legado. A esta quinceañera le tocó un misterioso huevo de metal: la búsqueda de la llave para abrirlo la llevará a vivir una aventura en el colorido mundo de una dimensión paralela.

El guion, escrito por la cuasi debutante Ashleigh Powell, tiene mayor grado de parentesco con Alicia (tanto “En el País de las Maravillas” como en “A través del espejo”) que con Cascanueces y el rey de los ratones. Incluso el personaje del título está desdibujado: aquí tiene un rol secundario, nunca es un muñeco, sino siempre un soldado que ayuda a Clara. Ahondar en otras de las grandes diferencias equivaldría a contar demasiado.

Alcanza con decir que del Cascanueces tradicional sólo queda cierto espíritu fantástico navideño y un puñado de referencias y guiños. Como el personaje del inventor, el padrino Drosselmeyer, papel que increíblemente recayó en Morgan Freeman, una elección que resta credibilidad y sólo se justifica como gesto de corrección política multiétnica.

Esta historia, que bien podría titularse excluyendo la palabra Cascanueces, tiene gusto a poco. También las referencias al ballet y la música de Tchaikovsky. Es el aspecto visual el que compensa el déficit narrativo. Los más de 130 millones de dólares invertidos en esta producción se notan: como en La Bella y la Bestia, la ambientación es casi perfecta. Todos los rubros técnicos crean la magia que todo cuento de hadas necesita y rescatan del naufragio a este Cascanueces.

En Portada

  • Dellien supera a Andreozzi y hace historia en el cuadro principal de Río
    El tenista beniano Hugo Dellien no tiene límites para concretar sus sueños. Ayer, el  representante nacional superó en la primera ronda del Río Open al argentino Guido Andreozzi por 2-0 y se instaló en la siguiente instancia. Además, la victoria en el cuadro principal significa un hito para el...
  • Productores reportan 180 mil Ha devastadas por sequía en oriente
    Las pérdidas económicas generadas por la sequía en Santa Cruz motiva a más de 33 mil pequeños productores a pedir la invención del Gobierno para lograr la reprogramación de créditos con la banca, pues cerca de 180 mil hectáreas de cultivos de soya, maíz, arroz y sorgo han sido afectadas por la...
  • Colectivos alistan actividades en ocho ciudades a tres años del 21F
    Colectivos ciudadanos, comités cívicos y el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) de ocho ciudades del país (menos Tarija) alistan actividades para recordar el jueves los tres años del referendo el 21 de febrero (21F) de 2016, cuando el 51,3 por ciento de los votos resultaron en...
  • Una auditoría interna detectó 11 deficiencias en 2018 en Vías Bolivia
    Un informe de auditoría interna del 29 de marzo de 2018 realizado a Vías Bolivia detectó 11 deficiencias de control interno financiero. Se observaron depósitos por multas no registrados en el Sistema de Control de Pesos y Dimensiones Vehiculares, vehículos transferidos en comodato por la...
  • Una legión de musas rodeó a Karl Lagerfeld, ícono de la moda
    El alemán Karl Lagerfeld, el mítico diseñador que reinventó Chanel y organizó espectaculares desfiles, murió ayer a los 85 años, provocando un gran vacío en el mundo de la moda. Su ausencia en enero en el desfile de Alta Costura de Chanel para la primavera-verano de 2019, algo inédito, había...