Pasar al contenido principal
AFP

Del Toro regresa al cine con robots y monstruos

La segunda entrega de este filme de ciencia ficción se titula “La insurrección” y se estrenó ayer en Bolivia.

La primera película (2013) fue dirigida y escrita por Del Toro, que en esta oportunidad sólo produjo y delegó la responsabilidad creativa a Steven S. DeKnight.

Y aunque no debe alcanzar la taquilla de la cinta original de 2013 -$us 411 millones a nivel global-, las proyecciones para su estreno -22 millones este fin de semana- podrían desplazar a “Pantera Negra” tras cinco semanas como las más taquillera.

“Insurrección” aparece 10 años después del primer episodio y sigue a una nueva generación de pilotos de los gigantescos robots militares, llamados “Jaeger”, para defender a la humanidad de los monstruos Kaiju.

La película, que tuvo una recepción variada de la crítica, se centra en John Boyega, que interpreta a Jake Pentecost, el hijo al personaje de Idris Elba, Stacker, que entregó su vida para salvar al mundo en la primera película.

El actor de 25 años dijo recientemente en una entrevista en Sídney, donde pasó cuatro meses filmando, que se inspiró en su padre, un pastor pentecostal británico-nigeriano.

“Mi papá es un fanático de Bruce Willis, perdieron el cabello al mismo tiempo. Es un tipo carismático, ministrando y predicando, tienes que atraer a tu audiencia, eso es algo que siempre ha hecho y de lo que yo me he inspirado. Pero no pertenezco a una iglesia, sino a las películas y al set”.

Boyega fue además productor de la cinta junto a Del Toro y dijo cuánto disfrutó ese doble papel.

“Los productores son básicamente los ángeles guardianes del set y cada productor contribuye con su propio concepto creativo. Fue divertido actuar y luego ir al tras cámaras para resolver cosas”.

El reparto, liderado por el hijo de Clint Eastwood, Scott (“Snowden”, “Escuadrón Suicida”), cuenta con siete actores chinos, incluyendo la creciente estrella Jing Tian (“Kong: la Isla Calavera”).

“Sentimos como algo natural ubicar buena parte de la acción en China, dado que involucra la causa de la defensa Pan-Pacífica y China ocupa una gigantesca parte de la costa pacífica”, dijo DeKnight al diario Global Times.

Los cínicos podrían pensar que estas decisiones se tomaron pensando principalmente en el dinero, pero Scott Eastwood reafirmó la importancia de expandirse más allá del estrecho horizonte del cine estadounidense.

“Es genial ser parte de un filme global”, dijo también al Times este “fanático de las películas de monstruos”.

En Portada