Pasar al contenido principal
AFP

Descubren una nueva especie de primate en Birmania

PARÍS |

Los científicos han identificado una nueva especie de primate que vive en los bosques del centro de Birmania, con el rostro enmarcado por una mata de pelo gris.

Fue bautizado Popa langur y ha existido durante al menos un millón de años, según un estudio que detalla el hallazgo, publicado este miércoles en Zoological Research.

Tras una larga investigación, los expertos del Centro Alemán de Primates (DPZ) y la oenegé Fauna y Flora Internacional (FFI) identificaron a este pequeño primate, cuyo cuerpo mide entre 50 y 60 centímetros.

Se trata de una especie de "langur" (Trachypithecus, según su nombre científico), un mono endémico del subcontinente indio y del sudeste asiático.

Se llama así por el monte Popa, un lugar sagrado construido sobre un antiguo volcán en el centro de Birmania. Allí es donde se ha localizado al grupo más numeroso de la especie, con alrededor de un centenar de individuos. 

Se han identificado otros tres grupos de "Trachypithecus popa", todos ellos en el centro de Birmania, para un total de entre 200 y 250 individuos.

"Apenas identificado, el Popa langur ya está amenazado de extinción", advirtió Frank Momberg, uno de los investigadores del FFI, citado en un comunicado.

La especificidad de esta nueva especie se ha verificado comparando el ADN extraído de los excrementos de diferentes poblaciones de Trachypithecus, salvajes o en cautiverio, y especímenes históricos conservados en museos de varios países.

Finalmente, "el análisis de ADN de un espécimen colectado para el Museo de Historia Natural de Londres hace más de 100 años fue lo que permitió describir a esta nueva especie", que se habría separado de otros langures hace alrededor de un millón de años, dijo Christian Roos, investigador del DPZ.

Se distingue por su color, la longitud de la cola y el tamaño del cráneo, según los investigadores. "La FFI y otros llevarán a cabo más estudios sobre el terreno y tomarán medidas de protección urgentes para preservar a los langures de la extinción", informó el primatólogo Ngwe Lwin, del proyecto birmano de la oenegé.

En Portada