Pasar al contenido principal
EFE

El ser humano más cerca de generar gravedad artificial en el espacio

DENVER |

La gravedad artificial, tan vista en películas de ciencia ficción, ha dado un paso adelante en los laboratorios de la Universidad de Colorado (CU) en Boulder, donde se busca que en un futuro cercano sea una realidad en naves y estaciones especiales.

De acuerdo a un comunicado de la institución estadounidense difundido hoy, el equipo liderado por Torin Clark ha elaborado un prototipo que, aunque sin la suntuosidad retratada en películas como "2001: Odisea en el espacio", reproducirá gravedad en naves y bases espaciales, lo que a su vez permitirá mantener saludables a los astronautas.

"En el espacio, los astronautas pierden masa ósea y masa muscular, su sistema cardiovascular pierde tonificación y sufren de otros efectos. Hasta ahora, sólo existen una serie de contramedidas desconectadas para superar esos problemas", expresó Clark en declaraciones que recoge la nota.

La nueva tecnología permitirá que los humanos contrarresten los efectos negativos de la falta de gravedad, lo que a su vez llevará a extender los periodos de tiempo que podrán pasar fuera de la Tierra y, por ende, las misiones llegar a lugares más distantes.

La idea es instalar "salas" de gravedad artificial en estaciones espaciales para que los astronautas pasen en ellas "unas pocas horas al día para recibir sus dosis diarias de gravedad". Como una visita al spa a fin de combatir la ingravidez, explicó Clark.

El prototipo de la máquina de gravedad artificial elaborado en el Departamento de Ciencias de Ingeniería Aeroespacial de CU-Boulder consiste en una plataforma metálica, como una camilla de hospital, dentro de una máquina centrífuga de radio reducido, con una velocidad de rotación variable.

El parecido de esta máquina con un juego mecánico de parques de diversiones es notorio, como reconoce Clark, pero mientras dichos artilugios hacen que las personas se sientan mareadas o desorientadas, debido a la gravedad, el prototipo creado por el equipo de Clark es ajeno a esos efectos y ha logrado que el cuerpo humano se adapte a los efectos de la gravedad artificial.

Los investigadores encontraron que cuando un voluntario usa la máquina unas diez veces ya deja de sentir la ilusión de estar cayendo.

"El punto de nuestro trabajo es tratar de que más personas piensen que la gravedad artificial no es una locura y que quizá tenga un lugar fuera de la ciencia ficción", expresó Kathrine Bretl, estudiante graduada que fue parte de la investigación. 

En Portada

  • Cívicos iniciarán un paro indefinido 10 días antes de comicios
    Los comités cívicos de La Paz, Santa Cruz, Tarija, Chuquisaca y Potosí, el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), colectivos ciudadanos y activistas convocaron ayer a un paro nacional de 24 horas para el 21 de agosto y a un paro indefinido desde el 10 de octubre, exigiendo el...
  • Nieve afecta cuatro regiones y hay tres carreteras cerradas
    La bajas temperaturas provocaron una nevada que afectó varios poblados de los departamentos de La Paz, Oruro, Potosí y Cochabamba, causando el cierre de tres carreteras de la Red Vial Fundamental (RVF): las rutas La Paz-Oruro, Oruro-Cochabamba y Potosí-Oruro. La Administradora Boliviana de...
  • Candidatos priorizan cinco áreas y enfocan campaña en tres sectores
    Candidatos a senadores y diputados por Cochabamba anunciaron que sus propuestas priorizarán cinco áreas: erradicar la violencia de género, contaminación, empleo y desarrollo económico, autonomía y la descentralización de recursos. Asimismo, aseguraron que sus campañas electorales se enfocarán en...
  • Ropa usada causa el cierre de textileras y la caída del empleo
    La comercialización de prendas a medio uso es considerada como el peor enemigo de la industria nacional, sobre todo del rubro de los textiles. Este negocio, catalogado como ilegal, tiene efectos negativos en la economía nacional porque causa el cierre de textileras, la caída del empleo formal y...
  • Niño de 11 años desarrolla el mejor juego en el GGJ Next
    Con tan sólo 11 años, el cochabambino Martín Valenzuela se destacó en el hackatón Global Game Jame Next 2019 (GGJ Next) al desarrollar -en cinco horas- el videojuego “La gran aventura de Pepo”.  En el evento participaron 40 niños y jóvenes de entre 10 a 18 años de las ciudades de La Paz, El Alto...