Pasar al contenido principal
AFP

METI: ¿Por qué los extraterrestres no responden?

La organización METI, que intenta comunicarse con otros planetas, reunió en París a varios científicos para debatir por qué, a pesar de numerosos intentos, los extraterrestres siguen sin responder a los mensajes de la Tierra.

“Cuando se intenta entender mejor el universo, la cuestión de saber si estamos solos es ineludible”, explicó a la AFP Florence Raulin-Cerceau, doctora en astronomía y profesora del museo francés de historia natural.

La organización internacional Messaging Extraterrestrial Intelligence (Enviando Mensajes a la Inteligencia Extraterrestre, METI), con sede en San Francisco, se dedica a enviar mensajes a otros planetas.

Según su presidente, Douglas Vakoch, hay que debatir también de la falta de respuesta a pesar de que “buscamos algo que no sabemos si existe”.

“¿Donde están?”, se preguntó en 1950 el físico y premio nobel Enrico Fermi cuando estaba hablando con sus colegas sobre la vida extraterrestre en el refectorio del laboratorio nacional de Los Álamos (Estados Unidos).

Para él era sorprendente no haberse cruzado con extraterrestres teniendo en cuenta la inmensidad del universo y la edad de la galaxia. Una pregunta que se conoce como “la paradoja de Fermi”.

Desde entonces ha habido muchos intentos de contacto, como el programa Breakthrough Listen, liderado por físicos de la Royal Society Science Academy de Londres, o las investigaciones del instituto SETI (Search for Extraterrestrial Intelligence) en California.

Para escrutar la posible presencia de actividad inteligente se usan técnicas como las frecuencias de radio, los rayos láser o los objetos artificiales en órbita frente a las estrellas, como las esferas de Dyson.  Sin embargo se trata de “investigaciones muy recientes”, asegura Florence Raulin-Cerceau, y recuerda que se necesitarán varias generaciones antes de tener respuestas.

La investigación sobre la  existencia de vida extraterrestre es desde hace 40 años.

En Portada