Pasar al contenido principal
EFE

Fósiles de caballo destapan nuevas teorías

Madrid |

En la actualidad, sólo hay siete especies de caballos salvajes en el mundo, pero desde el Mioceno inferior —hace unos 18 millones de años—, han existido cientos. Ahora, el análisis de 140 especies, en su mayoría extintas, ofrece nuevos datos para establecer una teoría que explique su diversificación en el pasado.

Los resultados de esta investigación se publican en Science, en un artículo firmado por españoles y argentinos, y encabezado por Juan López Cantalapiedra, del Museo de Historia Nacional de Berlín.

El origen de los caballos salvajes hay que buscarlo en Norte América, hace unos 50 millones de años, en el género Eohippus, un pequeño mamífero herbívoro (de unos 25 kilogramos), explica Cantalapiedra.

Para este estudio, los investigadores se centraron en la subfamilia Equinae, de la que hoy sólo quedan siete especies salvajes vivas en todo el mundo: el kiang, el caballo de Przewalski, la cebra de Grévy, la cebra de llanura, la cebra de montaña, el asno salvaje asiático y el asno salvaje africano.

En Portada